El gag machista de ‘Bricoheroes’ pone en peligro la renovación del programa de Peyu y Jair Domínguez

La broma en la que hicieron aparecer a una chica en bikini en el último capítulo vulnera el Libro de Estilo de la CCMA y las recomendaciones del CAC

El gag machista que sirvió para cerrar la temporada del programa Bricoheroes de TV3 ha puesto en peligro su renovación para la próxima temporada. Bricoheroes es una producción de El Corral del humor, propiedad de Lluís Jutglar (Peyu), que se ha emitido por los medios digitales y las redes de TV3, con reemisiones periódicas por su canal de televisión. Se ha compuesto de veinte capítulos presentados como «una parodia de los clásicos programas de bricolaje». Estos programas, de unos veinte minutos de duración aproximadamente, presentados por Peyu y Jair Domínguez, han costado esta temporada a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) un cuarto de millón de euros. Además, cuenta con el patrocinio de varias empresas, entre ellas ‘Petrolis independents‘, del diputado de JxCat Joan Canadell. La renovación del contrato estaba prevista para el mes de julio. Ahora está en el aire después de sacar a pasear a una mujer casi desnuda en el último capítulo de este curso, emitido el 7 de marzo, la víspera del Día Internacional de las Mujeres.

Jair Domínguez y Lluís Jutglar (Peyu) hicieron salir en este programa a una mujer con un pequeño bikini y caminando con unos zapatos de grandes tacones para entregarles un supuesto premio al programa menos paritario de la historia de TV3. El papel de la mujer fue ponerse entre ambos, vestidos con ropa de trabajadores de la construcción, entregarles un ramo y un diploma y sonreir alegremente. Mientras los espectadores veían esta escena se escuchó una voz en off que decía: «Buenas noches, antes de despedir la segunda temporada de Bricoheroes desde el Consejo del Audiovisual de Catalunya nos complace entregaros el premio al programa de televisión menos paritario de la historia de TV3. Dos temporadas, 40 capítulos y no ha aparecido ninguna mujer haciendo un papel relevante. ¡La enhorabuena!». Peyu inició una justificación – «¡Oye! Salió en un capítulo de Navidad una chica… «- pero Domínguez le interrumpió:» ¡Déjalo estar, déjalo estar!». Finalmente, los tres posaban en silencio y risueños ante la cámara, y Peyu añadía refiriéndose a la mujer: «¡Bueno, ya puestos, dos besos ¿no, trempada?». Y los dos reían mientras la mujer en bikini mantenía su sonrisa forzada.

Además de colgar el programa en las redes de TV3 y en la web del programa, también lo subieron a su Instagram y Jair Domínguez tuvo la idea de editar la parte final del programa para subir a su Twitter el gag donde aparecía la mujer. En los comentarios de las usuarias de Twitter se puso de manifiesto el disgusto de muchas de ellas por esta exhibición de machismo. Eva, que se define en su perfil como «catalana feminista» escribió «¡no me hizo ninguna gracia! Me quedé con la misma cara que cuando el cuñado de turno cuenta un chiste verde». También hubo mensajes de apoyo al gag y a sus responsables, lo que provocó que Gemma Marlo, que dice en su perfil que «agradezco tres dones: haber nacido mujer, de clase baja y nación oprimida», lo lamentara así: «que todos los que te están «felicitando» sean tíos, quizá debería hacer pensar un poquito».

Otros usuarios de esta red que criticaron el machismo del gag fueron, por ejemplo, Sonia o Mendo 83. Sonia, con cuatro lazos amarillos en su perfil y una llamada de «¡¡¡¡Libertad presos políticos!!!!», mostró su indignación: «Ni puta gracia, la verdad», y Mendo83 hizo esta reflexión: «Si fueras andaluz y trabajases en Canal Sur, todos estos que te ríen las gracietas te pondrían a parir». Otra usuaria, que se define como «mujer, feminista radical, obrera y federalista» se preguntaba: «¿no hay en TV3 ni en Catalunya Ràdio una Defensora de la Audiencia o una Editora de Igualdad que controle sobre el terreno que no se hagan programas o noticias cargadas de misoginia?». «Es muy fácil hacer un hastag SomDones y ya está», recriminaba a la televisión que dirige Vicent Sanchis.

La periodista feminista Isabel Muntané, del colectivo On són les dones, se dirigió directamente a TV3: «Mucha campaña #somdones y se permiten programas como # bricoheroesTV3 que se burlan de las mujeres y de la falta de paridad . Dos temporadas, ninguna mujer en un lugar relevante. Cierran sexualizando, objetivizando a las mujeres». Y añadía los hastags de TV3, el CAC, el Institut Català de las Dones y el Sindicat de Periodistes de TV3.

En Bricoheroes, Jair Domínguez se ha permitido el lujo de gritar «¡puta España!» un par de veces sin que las direcciones de TV3 y de  la CCMA se lo hayan recriminado, pero vulnerar abiertamente las normas sobre la representación de las mujeres que dictan el Libro de Estilo de esta Corporación y las recomendaciones contra la discriminación de las mujeres del CAC pueden pasar factura a quienes idearon y emitieron el gag machista. Incluso medios independentistas como El Nacional dan por hecho que no habrá tercera temporada de Bricoheroes en TV3.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides