Carme Figueras y Daniel Sirera reclaman que se revise si se cumple el protocolo del filtrado de mensajes en los programas de TV3

La consejera de este organismo pide que también analice si la redactora de la televisión pública Nuria Amat ha vulnerado el Libro de Estilo de la CCMA con los que ha enviado al programa ‘Més 324’

Carme Figueras, miembro del Consejo del Audiovisual de Catalunya (CAC), ha pedido al pleno de este organismo que analice si la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) está cumpliendo sus propias normas y criterios en cuanto a la publicación de mensajes de los espectadores durante los programas de TV3. Figueras ha planteado esta petición después de que El TRIANGLE publicara que el miércoles 17 de febrero el programa Més 324 había sobreimpresionado 128 mensajes de los espectadores, la inmensa mayoría de los cuales contenían insultos y justificaban las acciones violentas en las manifestaciones de protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

Asimismo, Figueras pide que el CAC analice si la redactora de los servicios informativos de TV3 Núria Amat ha vulnerado el Libro de Estilo de la CCMA con los mensajes que ha enviado al Més 324. El día 17, el programa que dirige y presenta Xavier Graset pasó por la pantalla tres mensajes de Nuria Amat en los que decía: «Estoy pensando que quemar un contenedor es quemar basura, y este país está lleno de ella, desde las cloacas del estado a la corona del Ibex». «¿Que no sale hoy el Felipe de Borbón a hacer ningún discursito? Las manifestaciones con disturbios las ha provocado él y los ladrones de su familia». «Nos escandalizamos mucho por los destrozos de la mani por la #llibertatPabloHasel pero no nos escandalizamos de los destrozos que provoca el 40% de paro entre los jóvenes».

La consejera del CAC ha anunciado su iniciativa en un mensaje en Twitter en el que explica que «he pedido en el seno del Consejo del Audiovisual comprobación cumplimiento del protocolo requerido en 2017 a la CCMA de filtrado de los mensajes de la audiencia. No permite mensajes insultantes y despectivos. También sobre manifestaciones públicas profesionales de informativos».

Daniel Sirera, también consejero del CAC, ha anunciado en otro mensaje en Twitter que ha pedido a este organismo que “que analice si la CCMA ha incumplido el acuerdo 98/2016 del Consejo, en el que se pedía una revisión a fondo de los protocolos de filtro de los mensajes que pasan por la pantalla de televisión para evitar, precisamente, cosas como ésta”, en alusión a los mensajes de Núria Amat.

En diciembre de 2016, el CAC adoptó un acuerdo de requerimiento a la CCMA donde constataba la necesidad de que revisara a fondo «tanto los sistemas como los protocolos de filtrado de los mensajes que mediante las redes sociales se sobreimpresionen en la pantalla de televisión» y le requería que comunicara en el plazo máximo de tres meses las medidas que hubiese «puesto en marcha para conseguir que, sin perjuicio del fomento de la participación de la audiencia, ésta sea objeto de una moderación y filtrado que evite la difusión de comentarios contrarios a la convivencia y el respeto y que garantice una protección suficiente de los derechos de terceras personas y el cumplimiento de lo establecido en el Libro de Estilo de la CCMA». El CAC adoptó este acuerdo a raíz de las denuncias de mensajes de los espectadores emitidos por TV3 en los que se pedía «apuntar a la cabeza» del coordinador general de UDC, Ramon Espadaler, y se burlaban de la estatura de la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáez de Santamaría.

La respuesta que la CCMA dio al CAC no está publicada, si bien la diputada socialista Beatriz Silva la solicitó por vía parlamentaria. En esta respuesta , Núria Llorach, en representación de la CCMA, afirmó que «para mejorar el filtrado y la moderación» de los mensajes se habían introducido nuevos criterios y medidas. Los tuits en pantalla «nos pueden servir como complemento de programas especiales o de análisis político, pero también pueden ser útiles con mucha cautela, en noticias de última hora, especialmente en el 3/24». Estas medidas implicaban que «quedan excluidos los tuits insultantes o despectivos», «se ha limitado el número de personas susceptibles de publicar tuits en pantalla y se asegura que los profesionales que ejerzan esta función lo hagan con pleno conocimiento de todas las medidas de control», «se garantiza la autenticidad de la persona que hace el tuit» y «no se publican tuits anónimos, los que detectamos que tienen una identidad falsa, los que son emitidos por una máquina, o los que tienen seudónimo». Pese a todo, Llorach ha dicho en comparecencias parlamentarias que ella no ve tuits insultantes sino mensajes que «enriquecen la información» del Més 324. Carme Figueras reclama, ahora, que el CAC intervenga si la CCMA incumple los criterios que Llorach aseguró que regían el filtrado de los mensajes que los espectadores envían a TV3.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides