El doctor Ramon Cugat no cura a Ansu Fati y resta crédito a Font y a Laporta

El médico externo del FC Barcelona estuvo ligado durante muchos años al club a petición exprés de Josep Guardiola

No se le ponen las cosas mejor a Víctor Font, que cuenta entre sus filas de consejeros-directivos al Dr. Ramon Cugat, un médico externo del FC Barcelona que durante muchos años estuvo ligado al club a petición expresa de Josep Guardiola. En aquellos tiempos, los jugadores prácticamente estaban obligados a pasar por la consulta del Dr. Cugat, ciertamente precedido de una tan destacada como discutida fama como traumatólogo especializado en lesiones de rodilla dentro del ámbito del fútbol.

Ramon Cugat es hoy responsable del estado físico de Ansu Fati, el joven delantero del Barça que hizo debutar Valverde con mucho éxito, pero que se lesionó de cierta gravedad al principio de esta temporada. Fati sufrió una lesión de menisco que fue diagnosticada y tratada por el Dr. Cugat mediante una intervención divulgada y retransmitida, como siempre, por su excepcional aparato mediático, seguramente exagerado.

Acostumbrados a predicar, cantar y airear sus gestas médicas, esta vez Ramon Cugat ha mantenido en silencio el fracaso de esa primera intervención, que luego ha requerido de una segunda, reparadora, de la que no se supo nada hasta que, finalmente, ha trascendido que no se descarta una tercera. Terribles noticias que han recordado sonados casos de problemas en la recuperación de jugadores como Eto’o, Piqué o Puyol, este último tratado también con factores crecimiento que no consiguieron devolver la operatividad ni el nivel profesional suficiente para que el gran capitán pudiera recuperar su carrera.

Alrededor de esta figura del entorno barcelonista y destacado miembro de la comunidad médica siempre ha habido controversia y un amplio sector de colegas que han apreciado en su trayectoria más márqueting que talento y, desde luego, un descarado aprovechamiento de ese altavoz, en buena parte generado gracias a su vinculación con el Barça, para conseguir excepcionales contratos de servicio como el suscrito hace años con la Mutualitat de Futbolistes para la Federació Catalana de Futbol.

Propiciado por ese efecto recíproco de popularidad y publicidad, Cugat siempre ha sido el doctor del entorno de Josep Guardiola, hasta el punto que la temporada 2009-10 llegó a cobrar un millón de euros en concepto de prima ‘médica’, como si hubiera contemplado un plus añadido a las consultas e intervenciones que esa relación y la autoridad de Guardiola le proporcionaban y que, religiosamente, el club abonaba aparte.

En cualquier caso, su regreso al primer plano de la actualidad en el caso de Ansu Fati, hoy en riesgo de perderse buena parte de su prometedora carrera, se debe a la buena relación de su nuevo agente, Jorge Mendes, con Joan Laporta, estrechamente vinculado a Ramon Cugat por muchos motivos de un pasado comercialmente turbio y que finalmente además de perjudicar al futbolista, joya de la cantera del Barça, ha rebotado en la imagen de la candidatura de Víctor Font.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides