LAPORTA DEJÓ EL CLUB EN 2010 PEOR QUE BARTOMEU EN 2020

El problema de tener de mentir compulsiva y continuamente representa uno de los obstáculos de la comunicación de la candidatura de Joan Laporta, que sigue cobardemente escondido socialmente confiando en que sobre todo las más jóvenes generaciones de barcelonistas le voten, porque ni conocen ni se han interesado por las fechorías de un ex presidente que sólo aspira a seguir viviendo del Barça incluso después de haberlo desplumado ya una vez en compañía de peronajes como Joan Oliver y Xavier Sala Martín.

Por eso envían a la guillotina a sus directivos, a los que les preparan un guión sin pies ni cabeza ni ajustado a la verdad para que expliquen las bondades del pasado de Joan Laporta en el ámbito de la gestión, que no se conocen.

Claro está, todo lo que se explica no se sostiene ni responde al drama económico que llevó al Barça a la ruina en 2010 como resultado de operaciones ruinosas como Viladecans, Sogecable o Can Rigalt, eso sin entrar en detalles sobre atrocidades de Laporta contra los socios, contra el patrimonio y la caja del club, que dan para escribir una enciclopedia.

Dicen, por ejemplo, que cuando la masa salarial del Barça de 2010 superaba incluso el desfase respecto de los ingresos del abismo dejado por Bartomeu, era como “consecuencia de las variables por ganar títulos”, dando a entender que la “culpa” la tenía el balance deportivo y no la gestión. Y se quedan tan ancho, convencidos de haber dado una respuesta provechosa y definitiva. 

En realidad, esa temporada sólo se ganó la Liga como título importante del cual no derivaban variables de impacto en el volumen salarial. El club no ganó ni la Copa del Rey ni Champions y además en el caso de la Liga el Barça siempre presupuesta los gastos como variables, dando por hecho que la gana, es decir también sin ningún efecto financiero extra por salir campeón que empeore o castigue en ningún caso la masa salarial como hecho extraordinario. En definitiva, que el Laporta de 2010 dejó el club peor que el Bartomeu de 2020. Y negarlo aún es peor. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides