La Asociación Catalana de Radio sospecha que JxCat está tejiendo una red con emisoras municipales privatizadas

El CAC ha dado el visto bueno de forma urgente a un decreto ley impulsado por Presidència que modifica la Ley Audiovisual y facilita esta maniobra

La Asociación Catalana de Radio (ACR), entidad que integra las emisoras y cadenas privadas que actúan en Catalunya, sospecha que JxCat está tejiendo una red de emisoras a partir de los medios dependientes de los ayuntamientos. Por este motivo ha denunciado que el Departamento de Presidencia de la Generalitat tiene preparado un decreto ley que abre las puertas a la gestión privada de las emisoras municipales mediante la modificación de la Ley General de Comunicación Audiovisual de Catalunya (LGCA) vigente. Para facilitar la aprobación de este decreto ley, el Consejo del Audiovisual de Catalunya (CAC), aprobó un informe urgente gracias al voto de calidad de su presidente, Roger Loppacher. Dos de los cuatro vocales del CAC –Carme Figueras y Daniel Sirera– presentaron votos particulares. Ambos coincidían en la inconsistencia de los argumentos aducidos para tramitar de urgencia este acuerdo, que se elaboró sin disponer del informe preceptivo que debería haber presentado el Gabinete Jurídico de la Generalitat.

El informe del CAC señala que «la novedad más destacada» de la reforma que pretende Presidencia es «la posibilidad de que la prestación del servicio público de comunicación local se pueda llevar a cabo en forma de gestión indirecta». Reconoce que esta «gestión indirecta» no está reconocida explícitamente en la LGCA pero que, aún así, «este desarrollo sería correcto legalmente si se mantiene la voluntad del legislador catalán». La voluntad del legislador catalán está en suspenso, ahora, a la espera del resultado de las elecciones autonómicas del próximo día 14. Carme Figueras denuncia, en su voto particular, que «la previsión de colaboración público-privada que prevé el decreto ley se hace sin clarificar las reglas de aplicación de la gestión indirecta, lo cual puede comportar inseguridad jurídica y más problemas que soluciones». Además, considera que un cambio en la ley de esta importancia «debería haber sido motivo de consulta previa y de comparecencia parlamentaria de los representantes municipales y organismos representativos de la comunicación audiovisual local».

La ACR ha denunciado que algunos ayuntamientos han aprobado la cesión de sus emisoras sin un marco legal que lo permitiera y, en algunos casos, ha llevado esta denuncia a los juzgados. Entre otros, los ayuntamientos que han sido denunciados son los de Girona, Sant Pol, Berga, Santa Cristina d’Aro, Castellvell del Camp, Sant Vicenç de Montalt, Sant Sadurní y Sant Just Desvern. Los juzgados han declarado ilegales las concesiones de Sant Pol y Castellvell del Camp. Ante estas sentencias, algunos ayuntamientos han suspendido los procesos de privatización de sus emisoras municipales a la espera del decreto ley que ha elaborado Presidencia.

En la nota en que la ACR manifiesta su rechazo a este decreto ley considera que «el Departamento de Presidencia pretende legalizar a posteriori situaciones decididamente irregulares de emisoras municipales» y que lo hace «por intereses políticos o empresariales que no tienen nada que ver con los objetivos de la comunicación local». Los ojos de la ACR se han fijado en Digital Hits Audiovisual, una empresa dirigida por David Mir, que también es director de Banyoles TV. Esta sociedad, que se presenta como Estació Remember Nacional de Catalunya, gestiona ya Girona FM, Radio Tremp, Radio Sarriá, El3de8Ràdio, Top90FM, Ebro-Tarragona-Costa Daurada FM, Barcelona 89,5FM, Osona-Moianès FM, Girona-Pirineu FM y Terres de Lleida FM. David Mir está bien relacionado e interactúa en las redes sociales con Jaume Clotet, director general de Comunicación de la Generalitat, con Roc Fernández Badiella, responsable de contenidos digitales del gobierno catalán, y con Xavier Escribà, gerente de la Red Audiovisual Local (XAL), el ente que gestiona los medios de comunicación de la Diputación de Barcelona. Escribà llegó a la XAL de la mano de Francesc Pena, cuando este último fue nombrado consejero delegado. Pena, que ahora trabaja en el departamento de Comunicación de JxCAT después de que los socialistas se hicieran con el control de la Diputación, podría estar detrás de la creación de esta red, ya que afecta a un mundo comunicativo local que ha conocido durante los ocho años que ha sido consejero delegado de la XAL.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides