DEL BARÇA-GATE AL ROUSAUD-GATE

El denunciante del escándalo de la manipulación de las redes sociales en el club protagoniza su propia trama electoral

Batacazo humillante de Emili Rousaud en las elecciones del Barça, en las que finalmente no será candidato: directivo con Josep Maria Bartomeu y auto postulado como precandidato ‘triomfant’, Rousaud se ha caído de la carrera por la presidencia del FC Barcelona al no superar el proceso de validación de las firmas recogidas por irregularidades en las papeletas: de las 2.501 entregadas el pasado lunes, ya bajo graves sospechas al respecto de su procedencia, 50 han sido declaradas nulas y 500, dudosas, previas a la descalificación.

¡La sombra de posibles manipulaciones llevaba días proyectada sobre Rousaud, salpicado en 2020 por el ‘caso Barça Gate’ y en cuya candidatura ‘Els Millors, al Barça!’ Josep Maria Minguella ejercía, de cara al público y a los medios de comunicación, de auténtico líder: desde su entorno se había deslizado que seguramente ni se alcanzaría ese listón de 2.257, a lo que hay añadir que, ya a la hora de la validación de las firmas entregadas por parte de la Junta Electoral, este miércoles apareció una papeleta oficial de Agustí Benedito, sin DNI.

De las dudas se pasó, pues, al escándalo en toda regla, avivado el mismo lunes por el hecho de que el propio Benedito, así como Jordi Farré y Lluís Fernández Alà habían destruido sus firmas, contraviniendo las normas básicas de ‘fair play’ y mancillando las elecciones de una institución centenaria como el FC Barcelona.

El mismo ex vicepresidente institucional del club, del que salió cuando se destapó la presunta trama manipulación de las redes sociales bautizada como ‘Barça-Gate’ en una maniobra calificable de suspicaz, empeoró la cosas por partida doble: acorralado por el hallazgo de esa papeleta de Benedito entre las suyas, emitió una nota de prensa inaceptable en cuanto a argumentación y con la que, de alguna manera, ya firmaba su sentencia de muerte en estas elecciones.

El fundador y consejero delegado de Factor Energía se preguntaba cómo podía haber acabado esa papeleta en una de las carpetas entregadas por su candidatura en la OAB y, en un giro que para muchos resulta lamentable, habló de “guerra sucia” y de “práctica malintencionada de terceros”.

Emili Rousaud venía a decir, pues, que alguien había puesto la papeleta de la candidatura de Agustí Benedito entre las suyas para perjudicarle y hacerle caer, una acusación muy grave del mismo Rousaud que en su día atacó a la directiva encabezada por Bartomeu, denunciando que había quien había metido mano en la caja, en un discurso y en tono por el más tarde se disculpó.

Cabe recordar que aparte el empresario expuso en entrevista con Sport que durante la precampaña le habían ofrecido paquetes de firmas a cambio de dinero, haciendo hincapié en que ‘Els Millors, ¡al Barça!’ las había rechazado, aunque sin disipar las dudas provocadas con su explicación, grabada en vídeo.

Las suspicacias han acompañado a Emili Rousaud prácticamente desde el anuncio de su participación en una carrera electoral a la que se ha visto obligado a decir adiós ofreciendo una imagen para muchos deplorable. Empieza el ‘Rousaud-Gate’.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides