EL MIEDO A OTRA ÉPOCA DE TIRANÍA

La posible victoria de Laporta provoca que algunos medios tomen precauciones

La primera encuesta presuntamente con base para ser tenida en cuenta como indicador de estas elecciones se ha convertido rápidamente en polémica no tanto por los resultados en sí mismos como por la impresión de que también se han matizado o utilizado para generar un determinado estado de opinión. Mundo Deportivo (Grupo Godó) ha sido el medio que ha publicado un sondeo que, de forma determinante, proyecta una clara victoria de Joan Laporta con una intención de voto del 52,3 %, muy por encima del segundo, Víctor Font, con un 13,2%, dejando al resto sin opciones prácticamente.

A partir de aquí, sin embargo, el análisis más profundo de los detalles sugiere que la realidad podría ser, al menos en parte, diferente al reflejo de una mayoría de Laporta tan aplastante. Los expertos han comentado que los doscientos socios consultados no podrían ser en ningún caso suficientemente representativos de los 110.000 electores convocados a votar el día 25 de enero. Una muestra ciertamente corta.
Por otro lado, el factor de edad representado con una media de 49 años podría estar alejada de la real en cuanto al votante clásico del Barça, eso sin tener en cuenta, o al menos no lo refleja el estudio, si se ha tenido en cuenta la verdadera voluntad de esos socios en ir a votar. La participación suele situarse frecuentemente alrededor del 45%, o algo menos, una circunstancia muy a tener en cuenta si no se ha elegido previamente a una muestra social representativa de este factor.

Por último, la producción se ha realizado, según la ficha técnica, mediante entrevistas por teléfono y online y en unas fechas, entre los días 19 y 22 de diciembre, muy señaladas bajo el impacto mediático de la pancarta de Joan Laporta colgada en un edificio de Madrid.

La presentación de los resultados, con una imagen de Laporta a toda portada, ha dado a entender a algunas candidaturas que responde a una actuación preventiva frente a la posibilidad de que Joan Laporta gane las elecciones y, de nuevo, se produzca un enfrentamiento entre el expresidente y Mundo Deportivo. Los ataques y conflictos entre Laporta y el diario más influyente en el barcelonismo, Mundo Deportivo protagonizaron una guerra que marcó una larga época de la presidencia de Laporta, entre 2005 y 2009, un año antes del final del mandato, momento en que se firmó una especie de tregua.

La súper portada y otros gestos relevantes como la bajada de tono de algunos de sus opinadores respecto del clan laportista serían elementos indicativos de que también el principal ‘enemigo’ mediático de Laporta ha entrado en la espiral de miedo a que Laporta vuelva a ser presidente del FC Barcelona, con todas sus consecuencias. Otros siete años de tiranía, totalitarismo y caprichos desbocados están por venir en el FC Barcelona. Una circunstancia que, en cambio, celebra la gran mayoría de la prensa, o por decirlo con más precisión, la mayoría de los periodistas que tan bien fueron tratados en la época de la presidencia de Laporta, periodo en el que se ocultaron todas sus fechorías y que acabó con más de 47 millones de pérdidas y una deuda de 400 millones de euros, tan elevada como la propia facturación del club.

Aún así, todo indica que si Laporta vuelve a gobernar y es aglutina suficiente poder será implacable e inclemente con sus enemigos mediáticos, hagan lo que hagan.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides