14F: Pacto político contra la pandemia

Las elecciones al Parlament están convocadas para el 14 de febrero. Esperamos que se puedan celebrar. La pandemia lo condiciona todo y estamos en la primera fase de una vacunación general de la población que se espera que dé sus frutos dentro de unos meses. Se mantienen, sin embargo, unas cuantas incógnitas preocupantes. ¿Las vacunas inmunizan de verdad la población? ¿Serán eficaces contra las nuevas cepas del coronavirus? ¿Permitirán que un día no muy lejano podamos arrinconar las mascarillas o tendremos que arrastrarlas durante mucho tiempo?

Los epidemiólogos y los sanitarios que expresan sus previsiones en los medios de comunicación nos advierten del riesgo de que estos primeros meses de 2021 sean muy duros. Dicen que las restricciones que se están aplicando durante estos días de fiestas de Navidad son demasiado suaves y que hacen prever un incremento de los contagios, las hospitalizaciones y las muertes en las próximas semanas.

Y las próximas semanas las viviremos pendientes, también, de las elecciones al Parlament. Los comités profesionales y de empresa de TV3 y Catalunya Ràdio han pedido que no se utilice la crítica a estos medios como ‘arma arrojadiza’ durante el periodo electoral. No estoy de acuerdo. La crítica al sesgo ideológico de los medios públicos de la Generalitat no puede suspenderse porque estemos en periodo electoral. Al contrario, se debería ser más exigente que nunca con una deriva lamentable que se ha exagerado en los últimos tiempos intentando hacer creer a la ciudadanía que el liderazgo en la audiencia justifica su mutación en medios de propaganda independentista.

Donde hace falta una tregua no circunstancial sino duradera es en el debate sobre cómo afrontar la pandemia desde el gobierno. Lo cual no quiere decir que se renuncie a la crítica. En las circunstancias actuales, se impone que todos los partidos pacten las decisiones principales que afectan a este combate. Ya vivimos el espectáculo triste de la oposición de derechas en el Congreso poniendo obstáculos al gobierno español cuando pedía imponer un estado de alarma que era imprescindible. No se puede replicar esa dinámica en Catalunya simplemente porque estemos en periodo electoral. Mejor dicho, ya que estamos en periodo electoral, se deberían multiplicar las reuniones públicas entre los representantes de todos los partidos para acordar las políticas más eficaces para hacer frente a la pandemia, con el referente de las reuniones de los representantes del Gobierno con los de las comunidades autónomas y sus departamentos de Sanidad.

Este Pacto político en Catalunya entre todos los partidos que concurren a las elecciones al Parlament sería la mejor arma arrojadiza ‘contra la Covid-19.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario