La Federación de Asociaciones de Periodistas de España ampara el trabajo de Anna Grau

La periodista catalana la solicitó tras las amenazas y insultos recibidos desde sectores independentistas intransigentes

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha suscrito un comunicado de la Asociación de Prensa de Madrid (APM) donde ampara el trabajo de la periodista Anna Grau y expresa su rechazo a los insultos y amenazas que ha recibido en las últimas semanas. La periodista catalana pidió amparo a las dos entidades de prensa después de los ataques recibidos en las redes sociales por defender el bilingüismo en la escuela catalana y alertar de la fractura de la convivencia en esta comunidad autónoma en un programa de TVE el pasado 23 de noviembre.

Los insultos y amenazas tuvieron su punto álgido después de que publicara un artículo en theobjective.com donde denunciaba que la Plataforma per la Llengua había espiado ilegalmente a los niños de una cincuentena de escuelas catalanas para saber qué lengua hablan cuando salen en el patio.

Entre las personas que han insultado y amenazado a Anna Grau últimamente, hay Beatriz Talegón, excandidata de JxCat en las elecciones europeas y con espacios de opinión habituales en TV3 y El Nacional; Joan Puig, exdiputado de ERC y editor del digital La República, Albano-Dante Fachín, exdiputado de Catalunya Sí que Es Pot, también abonado a las tertulias de TV3 y columnista de El Món; y Jair Domínguez, presentador estrella de los programas diarios de Catalunya Ràdio y TV3, El búnker y Està passant.

Por todo ello, la APM asegura que defiende «siempre el derecho a la libre información y opinión de cualquier periodista, ya sea como informador o como analista”. Asimismo, recuerda que “ningún comentario en ese ámbito puede ser respondido con el insulto o la amenaza por parte de otros periodistas y mucho menos, otros políticos» y señala que «esas estrategias solo buscan la intimidación y autocensura de los periodistas, y el resultado final es una sociedad menos plural y menos libre.”

La APM también subraya que «por muy apasionado o polarizado que pueda ser el debate político, nunca podemos admitir que la ofensa y la amenaza se conviertan en el camino habitual para expresar la discrepancia» y añade que «hay cauces legales para proteger el derecho al honor y exigir una rectificación, es decir, para responder ante lo que se pueda considerar una información inexacta o incluso falsa”.

En el documento que Grau envió a la FAPE y la APM para pedir su amparo, la periodista indica que esta realidad no es nueva en Cataluña y que forma parte de la cotidianidad de muchos profesionales de la comunicación, y que su caso «demuestra la voluntad de imponer a toda España la misma estrategia de acoquinamiento, intimidación, descalificación y cacería política de cualquier voz disidente, con más saña cuanto más incapaz es de confrontar sus argumentos y razones».

Anna Grau ha anunciado en un tuit que llevará su denuncia a organismos europeos de defensa de la libertad de expresión y ha ofrecido su correo electrónico [email protected] como puente de denuncia de quienes sufran, como ella, amenazas o insultos por el ejercicio de la libertad de expresión. El Col·legi de Periodistes de Catalunya aún no se ha pronunciado sobre su denuncia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides