Una legislatura corta e inútil

La legislatura está a punto de terminarse. El Parlament se disolverá automáticamente el 21 de diciembre. Acaban tres años en los que, además de para hacer pocas leyes y de una escasa utilidad política, el Parlament ha servido para batir un nuevo récord de absurdo.

Y es que se han llegado a hacer trece plenos monográficos. Plenos sobre la llegada de Torra a la presidencia, sobre la monarquía, sobre corrupción, sobre las mujeres, sobre la infancia, sobre la agenda social y el pluralismo, sobre «la Cataluña real», sobre el cierre de Nissan o sobre la covid-19. Y lo mejor de todo es que de estos debates no ha salido ninguna ley o resolución que haya cambiado alguno de los temas que se trataban.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.