Los impagos de Mediapro ponen en peligro el salario de los futbolistas profesionales franceses

La epresa de Jaume Roures y Tatxo Benet ya debe unos 320 millones de euros a la Liga de Futbol de Francia y puede provocar la suspensión de pagos de más de la mitad de los clubes

Càmara de Mediapro per transmetre un partit de futbol a França
Càmera de Mediapro per transmetre un partit de futbol a França

«Más de la mitad de los clubes de la Ligue 1 podrían entrar en una situación de suspensión de pagos. Si la Liga no puede contratar un nuevo préstamo, que está lejos de estar garantizado ahora, creo que en febrero o marzo habrá muchos clubes que no podrán pagar a sus jugadores y a sus asalariados», dijo, el pasado domingo día 6, Jean-Pierre Caillot,presidente del Stade de Reims y portavoz de los representantes de los clubes de primera división de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El responsable de esta situación es la productora Mediapro de Jaume Roures y Tatxo Benet que ha incumplido por dos veces sus compromisos de pago con la Liga Francesa de Fútbol Profesional por haberse hecho con los derechos audiovisuales para retransmitir partidos de competición de la primera y segunda división por 830 millones de euros al año entre 2020 y 2024. El pasado mes de octubre dejó de pagar 172 millones de euros. El 5 de diciembre tampoco hizo frente a un segundo pago de 150 millones de euros.

Mediapro consiguió el 80% de los derechos televisivos de la Ligue 1, mientras que Canal+ y Free se quedaron con el resto. Estas dos empresas del sector audiovisual sí que han asumido sus pagos a plazos. Por contra, Jaume Roures ha justificado el incumplimento de los de Mediapro en la caída de ingresos sufrida por su productora a raíz de la pandemia Covid-19. El periódico Le Monde ha llegado a plantearse si no es todo el fútbol francés quien está a punto de ir a la bancarrota.

Desde hace dos semanas, la LFP y Mediapro han estado en conversaciones en presencia de un mediador judicial, Marc Sénéchal,buscando un acuerdo que no llega. Los clubes esperan recibir dinero de la LFP el día 18 de diciembre a cuenta de los pagos de Mediapro. La Liga Profesional solicitó un crédito de 120 millones para poder pagar a los clubes después de que la empresa de Roures y Benet no abonase, en octubre, los 172 millones previstos. No está nada claro que los bancos otorguen un segundo crédito a la LFP dado el impase actual de las negociaciones. Una posible salida es que Canal+ y Free asuman la emisión de los partidos que inicialmente habían sido encargados a Mediapro. No obstante, es evidente que no pagarán los importes a los que la productora de origen catalán se había comprometido por sus derechos de transmisión.

La LFP no puede confiar en que el estado salga a rescatarla. El Ministro de Educación y Deportes, Jean-Michel Blanquer, dijo ayer que «no tenemos vocación de cubrir los riesgos desconsiderados en este asunto Mediapro. Han pasado cosas que no son buenas, que revelan que el riesgo asumido por los actores privados era excesivo y hay que subrayar que esto no puede volver a suceder. En la vida de los negocios no se puede tomar tales riesgos y luego apelar al estado como bombero para que se haga cargo de ellos con dinero público. Eso sería, entre comillas, demasiado fácil»

Clubes, jugadores, periodistas, el mundo del fútbol francés, en general, están a la espera de una nueva reunión entre las partes implicadas el próximo jueves. Los medios de comunicación franceses se refieren a Mediapro a veces como una empresa catalana y otras como española, chino-catalana o chino-española. Se refieren a ella como lo hagan siempre lo hacen en términos muy críticos. Roures y Benet no son personas gratas para los amantes del fútbol en Francia. Y lo serán menos dependiendo de cómo acabe esta guerra de las transmisiones de los partidos de su liga.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides