Xavier Muñoz, de Banca Catalana a Waterloo

Cuando hace tiempo que no te llegan noticias de alguien, tienes tendencia a pensar que algo malo le ha pasado. Más ahora, con esta maldita pandemia. Sin embargo, hay excepciones. Por ejemplo, laque representa saber que Xavier Muñoz Pujol ha escrito un libro. Se llama «Después de Waterloo. Críticas al proceso independentista del catalanismo» y ha editado +Bernat.

Nos llevamos casi treinta años. Él nació en 1927 y yo en 1956. Coincidimos a principios de la década de los ochenta cuando Jaume Reixach, Enric González y yo escribimos otro libro: «Banca Catalana, más que un banco, más que una crisis». Nos enteramos de que Xavier Muñoz había compartido activismo con el factotum de Banca Catalana, Jordi Pujol,y nos pusimos en contacto con él en el proceso de documentación. Cuando se publicó, nos acompañó para hacer algunas de las presentaciones que hicimos. Presentaciones que tuvimos que organizar nosotros porque la editorial nos hizo el vacío. Recuerdo una de especial en la Facultad de Económicas de la Universidad de Barcelona, donde él estuvo y que se hizo a pesar de que el cuñado de Jordi Pujol, Francesc Cabana,movió cielo y tierra para que las autoridades académicas la suspendieran. Incluso se entretuvo en arrancar los cartelitos que repartimos por la Facultad invitando a los estudiantes a la presentación.

La amistad que surgió con Xavier Muñoz Pujol se ha mantenido a lo largo de los años. La forma irónica de hablar, el bagaje cultural y la visión de la política de este empresario textil que se adhirió al federalismo maragallista me recuerdan a Ernest Lluch,aunque no sé qué piensa él de esta comparación.

Hacía mucho tiempo que no coincidíamos cuando cayó en mis manos «Después de Waterloo». Lo leí con curiosidad para averiguar si era uno de mis conocidos que se han pasado al bando independentista. Siempre se ha manifestado como catalanista, definición de la que me alejé hace ya mucho tiempo. No quiero hacer un spoiler. Es una razón más para leer su libro. No la única, por supuesto.

Sólo adelanto que en el saco de los procesistas no lo encontraréis.

¡Gracias por todo, Xavier!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario