Ponsatí dice que JxCat «no le acaba de convencer»

La eurodiputada afirma que "el Parlamento Europeo es una institución bastante de juguete"
Clara Ponsati, desde Perpiñán

La exconsejera catalana de Enseñanza y actual eurodiputada, Clara Ponsatí, afirma que ha optado para no afiliarse a la formación de Carles Puigdemont, Junts per Catalunya (JxCat), "porque no veo claro el proyecto político, no me acaba de convencer", añadiendo que "no están haciendo una propuesta suficientemente concreta sobre los próximos pasos para lograr la independencia". Se da la circunstancia que Ponsatí se presentó a las últimas elecciones al Parlamento Europeo dentro de las siglas de JxCat-Lliures per Europa de la mano del mismo Puigdemont.

Clara Ponsatí, en una entrevista a El Punt Avui, ha lamentado que "el día que tenga que ir a votar tendré que elegir el partido que menos me desagrade, y ahora todavía no lo sé". Ponsatí dice que "creo que hemos avanzado poco (…). La independencia sólo será fruto de un acto complementario entre las instituciones catalanas llevando a la práctica lo que el 27 de octubre sólo se anunció y los catalanes movilizándose para defenderlo. ¿Cuándo? No lo sé, dependerá de cuál sea la composición del próximo Parlament, pero si la cámara catalana se constituye con partidos que hacen propuestas poco precisas, el Parlament no tendrá un mandato claro, y esto me preocupa".

La eurodiputada, que se encuentra fugada de la justicia española por su participación en el proceso independentista, no cree que la Eurocámara aporte respuestas a las demandas de los independentistas catalanes, argumentando que "el Parlamento Europeo es una institución bastante de juguete. Es un gran escaparate político, un espacio de debate y de influencia, pero suficiente trabajo tiene para hacer avanzar propuestas que afectan a la Unión", y que "no lo veo como una herramienta para resolver una crisis política concreta si no lo ha hecho ni con las crisis exteriores".

Sobre las peticiones que han hecho los independentistas al Europarlamento para que investigue la actuación policial durante el 1-O, Ponsatí dice que la respuesta es "siempre la misma: que es un asunto interno. En la respuesta institucional se quitan las pulgas de encima, pero esto no quiere decir que no tenga su utilidad, porque se deja constancia. Todo acaba haciendo mella". Ponsatí denuncia que "la hipocresía de la UE ante el tema de Cataluña es cósmica, se preocupan mucho por los derechos humanos de Hong Kong, pero lo que hace España es un asunto interno, cuando es el único estado donde hay presos políticos; no lo decimos nosotros, también lo denuncia Amnistía Internacional, y nosotros se lo recordamos siempre que podemos".

En este sentido, Ponsatí entiende que haya una disminución de la movilización independentista ciudadana, afirmando que "sí, está claro, es normal, porque si no hay un objetivo claro, preciso y creíble, la gente no se moviliza. El 1-O había un mensaje claro de qué se iba a hacer y un gobierno con mayoría que también decía lo que haría, y entonces vino el referéndum. La gente estaba de acuerdo y se jugó el tipo y aguantó los golpes. Estaba muy claro qué se defendía aquel día. Quizás cuando detrás haya una causa concreta la ciudadanía se volverá a movilizar; la hubo después de la sentencia, pero el movimiento popular no tuvo una contraprestación por parte de las instituciones, ni el Parlament ni el gobierno catalán hicieron nada".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides