El juez Aguirre cree que Madí se quería apoderar de la empresa AGBAR

El magistrado dice que "en esta operación, se corrobora una vez más la capacidad de influencia y el acceso a una información que afecta al mercado del agua al alcance de pocos"
David Madí, en un acto en la Compañía General de Aguas de Catalunya
David Madí, en un acto en la Compañía General de Aguas de Catalunya

El juez Joaquín Aguirre acusa a David Madí, mano derecha de Artur Mas quan este último era president de la Generalitat, de utilizar influencias en la Administración para obtener beneficios económicos para sus empresas. Eljuez cree que, como presidente de la Compañía General de Aguas Catalunya, Madí ha intentado absorber Aguas de Barcelona (AGBAR). Madí, según señala el auto de la operación Voloh, "habría activado sus contactos políticos para conseguir que prospere".

Aguirre escribe que "en esta operación, se corrobora una vez más la capacidad de influencia y el acceso a una información que afecta al mercado del agua al alcance de pocos por parte de David Madí. Información de la que tiene conocimiento a través de, entre otros, Carles Colomer a quien a su vez se lo ha explicado Isidre Fainé y, en concreto, en referencia a los movimientos que deben realizar para que la operación que pretenden prospere y que, en todo caso, pasa por una negociación con el presidente de AGBAR, Ángel Simón". Madí consideró la información "muy valiosa", según señala el juez.

De los contactos con altos cargos de la administración de la Generalitat para obtener beneficios para sus negocios, el juez destaca que "se han hecho extensivos a la Agencia Catalana del Agua, para lo que David Madí trata de influir en Lluís Ridao, su director, con el objetivo de que se realice un concurso sobre la detección de COVID en agua". "Hasta tal punto llega su esfera de poder que pretende proponérselo a Salvador Illa, ministro de Sanidad, accediendo a él a través de José Luis Ábalos, ministro de Transporte", añade.

Más adelante, el juez considera que "David Madí ha intentado obtener rédito económico de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Esos negocios pasaron por activar, una vez más, sus contactos políticos como Víctor Cullell, secretario del Govern, o Braulí Duart, secretario general de Interior". Duart fue sustituido en este cargo en septiembre, cuando Miquel Sàmper asumió el Departamento de Interior. El juez Aguirre no ha podido confirmar si las intenciones de Madí de hacerse con contratos relacionados con la presencia de la Covid-19 en las aguas residuales fructificaron pero deja escrito que "no es descartable que se haya podido beneficiar por alguna adjudicación pública".

Por otro lado, el juez deja constancia de que la esposa de Madí, Sandra Buenvarón, "le advirtió de que tuviese cuidado con quién se reúne si no quiere perder Aguas de Catalunya porque según le dijo las cloacas lo sabrán perfectamente". Aguirre también hace referencia a un encuentro celebrado el 21 de octubre de 2019 en el que Madí se reunió con Brauli Duart, Miquel Buch, entonces consejero de Interior, Xavier Vendrell, socio suyo en algunos negocios, Andreu Viloca, tesorero de Convergencia Democrática de Catalunya implicado en el caso del 3%, y Carles Vilarrubí, empresario cercano a él e implicado en el sumario del caso del enriquecimiento del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol y su familia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides