El diputado Albert Batet (JxCat) lleva el cinismo político al extremo

El presidente del grupo parlamentario de JxCat, Albert Batet, se ha caracterizado a menudo por mantener un discurso notablemente partidista en sus intervenciones públicas y, en numerosas ocasiones, demagogo. Pero la semana pasada rompió todas las estadísticas de medida del cinismo político.

El extesorero de Convergència Daniel Osàcar, condenado por el caso Palau, dejó caer que el expresidente y exlíder de CDC, Artur Mas, estaba al caso del blanqueo de capitales que el extesorero ha admitido que hacía para el partido. Ante esta acusación, la prensa preguntó a Albert Batet su parecer, y el dirigente de JxCat tuvo la cara de decir que "no opina sobre asuntos internos de otros partidos". De acuerdo que JxCat ha roto con el PDECat, partido heredero de CDC. Pero es que Batet ha tenido todos sus cargos durante décadas con CDC, ha estado en su dirección, ha sido fervoroso militante, y el grupo parlamentario de JxCat es formalmente de coalición entre PDECat y CDC.

El argumento, más que exonerarlo o desvincularlo del que siempre ha sido su partido, le dejó en un nivel de ridículo difícil de igualar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides