La embajada rusa se burla de la supuesta llegada de 10.000 soldados en Cataluña

La representación oficial del gobierno de Putin en España asegura en un comunicado irónico que "falta añadir dos ceros al número" de militares
Vladimir Putin

La embajada rusa en España se ha burlado este miércoles de las informaciones que indican que su país ofreció 10.000 soldados en Cataluña y pagar toda la deuda catalana si el Parlamento declaraba la independencia. Más concretamente, la representación oficial del gobierno de Vladímir Putin en España se refiere a la investigación abierta por el juzgado de investigación número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, que sospecha que se produjo un desvío de fondos públicos para pagar los gastos de Carles Puigdemont en Waterloo y que, días antes de la DUI, Rusia le ofreció trasladar a Cataluña 10.000 soldados y pagar la deuda catalana, lo que el expresidente catalán rechazó.

En este sentido, la embajada rusa ha hecho un comunicado irónico donde asegura que "la información aparecida en los medios españoles sobre la llegada de los 10 mil soldados rusos a Cataluña está incompleta", y subraya que "falta añadir dos ceros al número de soldados y lo más imapactante de toda esta conspiración: las tropas deberían ser transportadas por aviones "Mosca" y "Chato" y ensamblados en Cataluña durante la Guerra Civil y escondidas en un lugar seguro de la Cierra Catalana hasta recibir a través de estas publicaciones la orden cifrada de actuar".

El magistrado basa sus sospechas en dos archivos de audio intervenidos en el teléfono del exdirigente de CDC y presidente de CatMón, Víctor Terradellas. Son dos conversaciones que mantuvo con los empresarios independentistas David Madí y Xavier Vendrell los días 14 y 16 de mayo de 2018, según las interlocutorias.

Según el juez, las conversaciones demostrarían que Terradellas fue el interlocutor de Puigdemont con Rusia, y que se estudió crear una plataforma de moneda digital para garantizar la "estabilidad financiera" de Cataluña. Según el instructor, en las conversaciones grabadas Terradellas explicó que el 24 de octubre del 2017, tres días antes de la DUI, el jefe de un "grupo ruso" ofreció a Puigdemont "disponer de diez mil soldados y pagar toda la deuda catalana", pero el expresidente "se cagó en los calzoncillos".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias relacionadas

Hoy destacamos

Deja un comentario