Quim Torra heredó de sus antecesores la aversión a todo el que suene a España

El abuelo del expresidente sentía un "odio divino" por los "enemigos" de Cataluña
Quim Torra

Que Quim Torra, el ya expresidente de la Generalitat, calificara de "bestias" en un artículo publicado en 2012 a las personas que vivían en Cataluña y que no les gustaban las expresiones de catalanidad no tendría que sorprender si se conoce el pensamiento de su padre y de su abuelo. El abuelo, Josep Maria Torra y Noguer, sentía "un odio divino insaciable" hacia los "enemigos" de Cataluña, y el padre, Joaquim Torra y Fàbregas, hablaba "de nuestros antipáticos vecinos españoles". El pensamiento de la alcurnia Torra sobre las relaciones entre Cataluña y España explica tanto las afirmaciones despectivas hacia los españoles de sus artículos y mensajes en Twitter antes de dedicarse a la política como su comportamiento una vez elegido presidente de la Generalitat.

El blog de Can Pau Ferrer
Joaquim Torra y Fàbregas recogió sus reflexiones sobre estas cuestiones al blog de internet Can Pau Ferrer, que inauguró el 15 de abril de 2006. Joaquim Torra murió pocos meses antes de que su hijo fuera elegido presidente de la Generalitat. Había tenido cuatro hijos, y Quim Torra fue el tercero. Los crió en la masía conocida como Can Pau Ferrer, de Santa Coloma de Farners (Girona) , que es el que daba nombre a su blog. La frase inaugural de este blog ya era toda una declaración de intenciones: "Nacionalistas españoles, absteneos". La alusión a la antipatía de los vecinos españoles la hizo en un artículo publicado al blog el 6 de marzo de 2007, titulado La turca, en el cual explicaba como funcionaba este servicio higiénico, que se utilizaba, entre otros lugares, en las estaciones de la Renfe. Su hijo añadió un comentario: "Hombre, quizás que no caigamos tan bajo. ¡Turca y de la Renfe! ¿Puede haber algo peor (excepto ser de Ciudadanos)?".

La reproducción del texto del abuelo paterno de Quim Torra en la cual reconocía su "odio" intenso hacia los enemigos de Cataluña aparecía en uno de los primeros artículos del blog, donde recoge "un fragmento de la libreta de memorias del joven de 21 años, en Josep Maria Torra Noguer", datado el 20 de febrero de 1909. Escribió ahora hace más de cien diez años: "…. y en fin, en esas llanuras retrataré fiel y constantemente todo el amor que siento por mi Cataluña, la única patria mía y en la que creo y a la que espero ver en días de más felicidad y por la sola causa de la cual siento afanes de darle sangre de mis venas, vida de mi vida y esfuerzo de mi trabajo, por la qué me siento capaz de hacerle los mayores sacrificios, por la qué siento en mi pecho un odio tan grande, divino, insaciable hacia sus enemigos, odio único que he podido sentir en mi vida". A Quim Torra le gustó el texto de su abuelo, y añadió un comentario: "Genial. Queremos saber más de este diario".

En el blog Can Pau Ferrer, pero, no aparecieron más textos del abuelo. El padre sí que se hizo un hartón de criticar a España y los españoles en los artículos que fue publicando. Temía por el futuro de la lengua y las tradiciones catalanas. Se lo explicaba a Joan Carretero, cuando presentó su propuesta de crear un partido que agrupara a los independentistas de todas las opciones ideológicas. Joaquim Torra le decía: "Estoy de acuerdo con usted que hay que reagrupar a los catalanes independentistas, que hay muchos y muchos más saldrían si encontraran un líder sólido que los condujera. Este líder tendría de dejar de pensar que los catalanes son de izquierdas o de derechas. Esto ahora no es importante. Esto hoy no interesa. Hoy lo que interesa es Cataluña. Las derechas y las izquierdas en sus múltiples ideologías no están en peligro de desaparecer. Cataluña sí que se encuentra en peligro".

El padre del expresidente de la Generalitat creía que "la lengua catalana se está extinguiendo. Al menos cinco millones de los siete millones de personas que habitan Cataluña no la adoptan como personal. No es la lengua vehicular en las calles ni en las casas del país. Si se habla se hace mal. Están desapareciendo los sonidos propios del catalán hablado. Ya sólo suenan las cinco vocales españolas. Desaparece la ese sonora. Los dichos populares se desconocen. Tan peligroso como la posible desaparición de la lengua catalana es que está desapareciendo el espíritu de iniciativa de los catalanes. Aquella llama de los catalanes de la Renaixença, que les dio el empujón para salir de aquel oscuro agujero donde les habían traído años y años de opresión y ahogo por parte de España, se está apagando. Entonces se buscaba trabajo, y ahora el único venidero que se desea es obtener una plaza de funcionario en cualquier organismo gubernamental".

La carta a Carretero acababa así: "Es verdad, pues, que Cataluña está en peligro y lo está porque el espíritu de revuelta y resistencia que hemos mantenido, ahora hará pronto trescientos años, ha cedido (…). Hay que olvidar los partidos de derechas y los partidos de izquierdas. Ahora no es el momento de los partidos, ahora es el momento de la patria". En otro artículo, Joaquim Torra se mostraba desesperado al "ver el empobrecimiento gradual e imparable de nuestra lengua". Una consecuencia de este hecho era, según él, la desaparición gradual de "muchas palabras o expresiones populares que no son de uso corriente en el lenguaje popular". Ponía un puñado de ejemplos, pero no incluía la expresión "troç de quòniam" que su hijo dedicó al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. Quizás la tenía en la cabeza cuando acababa el artículo diciendo: "Y muchas más que vosotros que pertenecéis a la última generación que todavía habéis sentido familiarmente y en la calle estas expresiones típicamente catalanas podréis encontrar. ¿Qué hacer contra esto? Sólo se me ocurre: llorar, renegar, maldecir a Franco, Aznar y Zapatero (…)".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides