¿Qué ‘incendio’ ha provocado el fiscal general de Andorra?

Alfons Alberca

El fiscal general de Andorra, Alfons Alberca, actúa como un bombero pirómano. Acaba de pedir a la Batllia (juzgados) del Principado la imputación de Vanessa Cortés, una conocida activista en favor de los derechos de las mujeres, que lidera la entidad Stop Violencias, por su intervención ante un organismo de las Naciones Unidas en Ginebra y por unas declaraciones a la Cadena Ser.

Vanessa Cortés es la cara visible del movimiento que pide, cada vez con más fuerza, que en Andorra se legalice el aborto, como ya existe en la totalidad de los países europeos, a excepción de Malta y el Vaticano. Esta reivindicación choca frontalmente con la actitud del copríncipe episcopal, el arzobispo Joan-Enric Vives, que sigue, en este sentido, la doctrina oficial del Vaticano, contraria absolutamente a la interrupción del embarazo.

El arzobispo Joan-Enric Vives ha amenazado que si las autoridades políticas andorranas aprobaran la regulación del aborto, esto significaría el fin del sistema de Coprincipado, vigente en el país del Pirineo desde su fundación, en la Edad Media. Esta postura de firmeza ha sido ratificada por el nuncio apostólico en España y Andorra, Bernadito Auza, en su reciente visita al Principado, con motivo de la fiesta nacional de Meritxell.

Vanessa Cortés denunció el año pasado esta situación y otras graves vulneraciones que sufren las mujeres –en especial, las inmigrantes- en Andorra ante el Comité para la erradicación de las discriminaciones hacia las mujeres (Cedaw), un organismo que depende de las Naciones Unidas. El 8 de octubre del año pasado, la Cadena SER le hizo una entrevista, donde la presidenta de Stop Violencias reiteró el desprecio y las injusticias de las autoridades andorranas hacia la problemática de las mujeres.

Ahora, el fiscal general de Andorra ha instado la imputación de Vanessa Cortés por los delitos de calumnias contra el Gobierno, de difamación de los copríncipes y de dañar el prestigio de las instituciones del país. Esta actuación del fiscal general, que obedece a las directrices emanadas del Gobierno que preside Xavier Espot, ha provocado un enorme escándalo, al considerarse un ataque frontal y sin precedentes a la libertad de expresión.

La insólita actuación judicial de Alfons Alberca contra la presidenta de Stop Violencias a buen seguro que traerá cola. Entidades feministas de todo el mundo ya se están haciendo eco, con creciente indignación, de la persecución contra Vanessa Cortés y, por extensión, de la represión estructural que sufren los derechos de las mujeres en Andorra.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides