Joan Laporta hace frente a Víctor Font anunciando que se presenta

El expresidente del FC Barcelona vuelve a optar a la presidencia bajo la bandera del 'cruyffismo'
Joan Laporta

La posibilidad que el expresidente Joan Laporta se presente nuevamente a las elecciones del FC Barcelona ha sido confirmada por la cadena SER, lo que convierte la carrera electoral de Víctor Font en un calvario. El segmento del barcelonismo potencialmente cercano al que representa y propone Font, el precandidat que lleva más de tres años trabajando para las elecciones de 2021, no deja de ser territorio de Joan Laporta, coincidiendo los dos en la izada de la bandera del 'cruyffismo' y de alguna manera la de la 'antinuñisme' de toda la vida y posteriormente la de la oposición a Sandro Rosell y después a Josep Maria Bartomeu.

La actitud de Joan Laporta supone un desafío descarado y directo al mismo poder y entornos mediático, financiero y político que le estuvo apoyando mientras fue presidente y que ahora había adoptado a Víctor Font para el gran asalto pendiente al palco del Camp Nou, el que le fue arrebatado por Rosell en 2010 atropellando en las urnas al candidato continuista, Jaume Ferrer.

Cuando la presidencia de Josep Maria Bartomeu flaqueó en enero de 2015 y el presidente prometió elecciones al final de temporada, Laporta fue el primero a salir a liderar una candidatura a pesar de saber que Víctor Font se estaba preparando para cuando tocara con el apoyo de este círculo del poder que antes era el suyo. Su irrupción, inesperada y fruto de un pronto, causó tal desbarajuste y desaliento que Víctor Font tuvo que plegar velas y esperar su oportunidad.

Por este motivo, Víctor Font se avanzó dos años a las de 2021, pensando que así marcaba el territorio y ponía las bases suficientes para no dejar lugar a Laporta. También suponía que, habiendo perdido en 2015 contra Bartomeu, no se atrevería a intentarlo.

No lo conoce bastante, por supuesto. Laporta ha visto una oportunidad única, empezando por la misma debilidad de Víctor Font, un precandidato que a pesar de su potente aparato mediático y entorno financiero y político no está precisamente fino en sus movimientos y estrategias. Además, el expresidente cuenta con el beneplácito y los consejos del influyente periodista Jordi Basté (RAC1) y puede decirse que también con la complaença del medio, el único con el cual Laporta mantiene relaciones del Grupo Godó.

La esperada aparición de Laporta provoca, pues, que tengan que luchar por la misma porción del pastel que todavía se vende bajo el paraguas del 'cruyffisme'. Delante tendrán como principal opositor a Toni Freixa, exdirectivo de Rosell que acabó enfrentado a Bartomeu y participando en unas elecciones como las de 2015 donde no tenía nada a hacer contra el Triplete. Freixa anticipó el cataclismo que ha sobrevenido después, aunque no fue escuchado en aquel momento. Su papel, por lo tanto, no puede asociarse a un continuismo que no encuentra candidato y que muy difícilmente puede encarnar el discrepando, pero compañero de Bartomeu, Emili Rousaud. A la recámara está Xavier Vilajoana.

También se está a la espera de quien sería el candidato de Sandro Rosell, que manifestó su deseo de influir en las elecciones para contrarrestar el ataque del imperio Roures. El expresidente del Girona y de la Federación Catalana, Jordi Roche, es el llamado a ocupar esta plaza que sumará apoyos importantes si acaba siendo cierto que Rosell se los está buscando y preparando. No dejarían de ser, Toni Freixa y Jordi Roche, dos candidatos luchando por el otro gran sector del barcelonismo que históricamente ya ha elegido a Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu contra los representantes del laportisme y de todo el que representa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides