La Oficina de Puigdemont en Barcelona se gastó 41.134 euros el año pasado

Casi la mitad de los gastos a su disposición se dedican a desplazamientos y más de 12.000 euros a alojamientos
La Oficina del ex-presidente Carles Puigdemont está ubicada en el Palau Centelles
La Oficina del ex-presidente Carles Puigdemont está ubicada en el Palau Centelles

La Oficina que la Generalitat ha puesto a disposición del expresidente Carles Puigdemont en el Palau Centelles en Barcelona ​​se gastó 41.134 euros en 2019, según consta en la Memoria que obligatoriamente debe presentar anualmente. Este gasto se repartió en 20.322, 68 euros en desplazamientos; 12.162,80 euros en alojamientos; 5.225,79 euros en manutención; 2.405,59 euros en transporte; 828,60 euros en comidas protocolarias y 188,86 euros en gastos generales.

Estas partidas no incluyen los sueldos de los tres miembros de la oficina, que suman unos 180.000 euros. En total, por tanto, la oficina del expresidente de la Generalitat que vive en Waterloo cuesta unos 220.000 euros al año al erario público catalán.

Los gastos de la Oficina del expresidente Puigdemont se han multiplicado por tres entre 2018 y 2019. El primer año de funcionamiento fueron de 13.711,85 euros, de los que 8.473,17 se gastaron en desplazamientos mientras que los alojamientos costaron 2.730,22 euros; el transporte, 1.853,02 euros; la manutención, 404,79 euros; las comidas protocolarias, 115,65 euros y 135 euros se dedicaron a gastos generales.

Como eurodiputado, Carles Puigdemont cobra cerca de 7.000 euros netos al mes y dispone de unso 25.000 euros mensuales para contratar asistentes. Tiene cuatro: David GoicoecheaVictor SoléMargarida Payola y Aleix Sarri. Payola i Sarri los comparte con Antoni Comín.

La oficina de Carles Puigdemont la dirige Albert Alay, que tiene un salario de 105.000 euros anuales, y también forman parte de ella el periodista Jordi Finestres, con un sueldo de 41.000 euros anuales, y la secretaria Gloria Sala, que cobra unos 30.000 euros al año.

En el Palau Centelles, comparte espacios con el Consejo de Garantías Estatutarias y el Instituto de Estudios Autonómicos. Está muy cerca de la plaza de Sant Jaume. Es decir, que si algún día Puigdemont pudiera trabajar en esta oficina lo haría muy cerca del Palau donde ejerció de presidente de la Generalitat entre el 12 de enero de 2016 y el 28 de octubre de 2017.

De lo que no se preocupa mucho la Oficina del expresidente es de renovar la información que cuelga en la web de la Generalitat. De hecho, sólo consta en ella que Albert Alay es el responsable y ni siquiera aparecen Jordi Finestres ni Gloria Sala o la dirección donde está ubicada. No es una Oficina barata pero discreta, sí.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides