De la Mata imputa ‘tráfico de influencias’ y ‘fraude a administraciones’ a Antoni Vives por el 3%

El ex-teniente de alcalde de Xavier Trias "ha sido uno de los altos cargos que contribuyó a poner en marcha la estructura para financiar ilegalmente el partido político, en forma encubierta mediante 'donaciones' a fundaciones ligadas a CDC"
Xavier Trias y Antoni Vives, en un acto público cuando estaban en el gobierno de
Xavier Trias y Antoni Vives, en un acto público cuando estaban en el gobierno de Barcelona

El juez José de la Mata imputa los delitos de tráfico de influencias y fraude a las administraciones públicas a Antoni Vives, que fue teniente de alcalde de Urbanismo y Medio ambiente del Ayuntamiento de Barcelona, bajo el mandato del alcalde Xavier Trias, entre los años 2011 y 2015. Lo hace en la interlocutoria que presentó el 30 de julio en que recoge sus conclusiones en la investigación de la trama de financiación ilegal de CDC, conocida como del 3%. Textualmente, escribe: "ha sido uno de los altos cargos que contribuyó a poner en marcha la estructura para financiar ilegalmente el partido político, en forma encubierta mediante 'donaciones' a fundaciones ligadas a CDC (CATDEM y FÒRUM BARCELONA), en connivencia con empresarios y otros cargos de índole política, alterando todo tipo de concursos públicos, con el fin de 'dirigir' los mismos hacia empresas que, a su vez, colaboraban con 'donaciones' al partido".

Las actuaciones que De Mata considera delictivas las habría cometido Antoni Vives como presidente de la empresa municipal Barcelona de Infrastructures Municipals (BIMSA) y vicepresidente de la Autoridad del Puerto de Barcelona, y afectan ocho operaciones urbanísticas: mantenimiento de edificios escolares del Consorcio de Educación de Barcelona, accesos a la ampliación Sur del Puerto de Barcelona, reforzamiento del Dique del Este del Puerto de Barcelona, obras de la plaza de las Glorias, remodelación de la avenida del Paralelo, reparación del Mirador de las Aguas, reurbanización de la calle Luca y varios carriles bici de la ciudad.

La interlocutoria señala que Antoni Vives, "mantenía reuniones frecuentes con los representantes de las empresas en fechas próximas a publicación de licitaciones y otros hitos claves en el proceso de adjudicación, así como con otros cargos públicos ligados a CDC, e intervenía seguidamente en los indicados procesos". Le llama especialmente la atención que en un lápiz de memoria de Josep Manuel Bassols, delegado de la empresa Oproler en Catalunya, se encuentre información de una reunión de dirigentes de esta empresa con el responsable de infraestructuras de BIMSA, Ernest Santolaria, en la que se detalla que para conseguir licitaciones de BIMSA era prioritario el "sello de catalanidad".

El magistrado basa sus acusaciones a Antoni Vives y a los directivos de BIMSA en que "existe una gran carga indiciaria que revela su participación directa en varias adjudicaciones irregulares, tales como anotaciones, reuniones, comunicaciones, alusiones o facturas". Recoge, por ejemplo, que en el teléfono móvil de Vives se encontró la referencia de una reunión para hablar de la contratación de las obras de mantenimiento de edificios del Consorcio de Educación de Barcelona en el despacho del alcalde Xavier Trias con el presidente de la empresa COPISA, Josep Cornadó, con su asistencia y que, el mismo día, Xavier Tauler, consejero delegado de COPISA, anotaba en su agenda personal "Port BCN-COMSA-Gordo" y "Germà-obra del Port 40M / CONSOPRCI ENSENY". Germà Gordó era gerente de CDC y, en teoría, no tenía nada que ver con las contrataciones de BIMSA o del Puerto de Barcelona.

En el teléfono de Antoni Vives, José de la Mata también encontró las presiones que le hizo el ex-consejero Felip Puig para que recibiera a Josep Cornadó. Vives le dijo primero que no había podido quedar con el presidente de COPISA porque "va de culo". Más adelante, le decía que "¡ya está hecho!".

Entre las reuniones que detectó el juez relacionadas con la concesión de obras en la plaza de las Glorias destaca una de Xavier Tauler en "Córsega", calle donde tenía la sede central CDC. También tiene constancia de una reunión celebrada el 3 de diciembre de 2014 en esta sede "entre la cúpula de CDC y las futuras adjudicatarias del concurso de Plaza de Glorias (COMSA, COPISA, BENITO ARNO y ROGASA)".

La interlocutoria explica que "durante el desarrollo del proceso de adjudicación, COPISA entrega en total suma de 115.000 euros, encubierta en forma de donación, a las fundaciones instrumentales de CDC".

Antoni Vives, que ingresó en CDC en 1999 procedente de ERC, ocupó la secretaría del gobierno de la Generalitat entre 2001 y 2003 y fue concejal del Ayuntamiento de Barcelona entre 2007 y 2015. Dirigió la Fundación Ramon Trias Fargas, que después cambió el nombre por Fundación CATDEM, y que está relacionada con las donaciones irregulares a CDC en el caso Palau y también en el del 3%. De su etapa en el Ayuntamiento de Barcelona también tiene pendiente la petición de la Fiscalía de cinco años de prisión por haber simulado contratar a dos personas cuando presidía la agencia metropolitana Barcelona Regional. En junio pasado se difundió la información de que estaba negociando con Fiscalía un acuerdo que evitara su ingreso en prisión. Escribe periódicamente en el diario ARA y en su ficha de este medio se lee "hago de escritor a tiempo completo, mientras me dedico a tiempo parcial a ganarme la vida ayudando a organizaciones, ciudades y países de todo el mundo. El hecho de estar habitualmente lejos de Catalunya me hace sufrir, porque echo de menos el país, pero me da una distancia física y emocional que hasta ahora no había tenido la oportunidad de experimentar".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides