La acusación de cohechos del 3% incluye el vuelo a Berlín para ver la Champions en el que viajó Ribó

A los funcionarios sobornados les regalaron packs de 'Tres días de ensueño gourmet', 'Mil noches inolvidables' e, incluso, jamones, según el juez De la Mata
Fotografía difundida por 'El Periódico' con el grupo de invitados a ver
Fotografía difundida por 'El Periódico' con el grupo de invitados a ver la final de la Champions en Berlín en 2015

El juez José de la Mata imputa a ocho personas físicas y dos entidades jurídicas en el apartado del auto del caso del 3% que dedica al delito de cohecho. Los beneficiarios de los sobornos son, según este auto, el ex-director general de Infraestructures.cat, Josep Antoni Rosell, el ex-director general de BIMSA (Barcelona de Infraestructuras Municipales SA), Ángel Sánchez Rubio, y el director técnico de esta entidad que depende del Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Santolaria. El ex-presidente de BIMSA, Antoni Vives, que fue teniente de alcalde de Urbanismo en el consistorio presidido por Xavier Trias, está imputado en este sumario por 'tráfico de influencias' y 'fraude a las administraciones públliques'. Entre los obsequios e invitaciones que el juez considera que sirvieron para sobornar a estos funcionarios incluye el viaje en un vuelo privado a Berlín para asistir a la final de la Champions League de fútbol que se jugó el 6 de junio de 2015. En aquel vuelo viajaron también el Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, su mujer, Teresa Planas, y su hija, Anna Ribó.

Rafael Ribó ha reconocido que aceptó la invitación pero ha negado que tuviera ninguna relación con las personas que le invitaron o acompañaron en aquel viaje a Berlín. Jordi Soler, administrador único del Grupo Soler Constructora, que se hizo cargo de los cerca de 40.000 euros que costó el desplazamiento, asegura que ya había invitado a Ribó a viajar en el mismo avión a otra final de la Champions a Roma, en 2009. Soler y su grupo constructor han sido imputados por cohecho en esta causa. Ribó, no está imputado. Sí que lo está otro beneficiario de la invitación a volar gratis a Berlín a ver el partido Barça-Juventus: Josep Antoni Rosell.

De la Mata hace constar en su auto que Rosell, Sánchez y Santolaria "recibieron dádivas o presentes de las empresas investigadas. Estos pagos fueron realizados en atención a su condición de autoridades y funcionarios públicos, y para que realizaran en el ejercicio de su cargo un acto contrario a los deberes inherentes al mismo, todo ello con el fin de conseguir recibir irregular y fraudulentamente adjudicaciones de contratos públicos".

Los dos directivos de BIMSA recibieron de la empresa Oproler, también imputada por cohecho, regalos navideños como packs de Tres días de ensueño gourmet y Mil noches inolvidables, o, incluso, un jamón, según el juez. De Josep Antoni Rosell dice que "fue agasajado con múltiples invitaciones para asistir a partidos de fútbol para él y otras personas, así como viajes" por cuenta de la empresa Oproler Obras y Proyectos SLU.

Además de las personas y empresas mencionadas, el juez también imputa por cohecho a Josep Manuel Bassols, director de Oproler, Sergio Lerma, administrador único de Oproler, Pedro Javier del Llano, director general de Contratación de Oproler, y Ramon Anglada, consejero delegado de la constructora Rubau Torres.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides