¿Por qué no se entiende que Maria Tejedor pueda ser presidenta del Circuito de Cataluña?

Maria Teixidor

La exdirectiva del FC Barcelona, Maria Teixidor, se ha situado en el centro de una polémica que tiene que ver con la política, con el deporte y hasta cierto punto con esta sensación que los movimientos por la igualdad de género, absolutamente justificados y socialmente tan necesarios, también pueden generar picaresca.

La cuestión de fondo radica primeramente en la sorpresa y el malestar provocados por el anuncio de su nombramiento, más que posible, como nueva presidenta del Circuito de Cataluña, avalada por la Consejera de Empresa Maria Àngels Chacón. El perfil requerido para este cargo, según los expertos, no responde en absoluto al currículum de Maria Texidor, sobre todo desde el punto de vista de la experiencia en la gestión del marketing y de la explotación comercial de una instalación recurrentemente en números rojos con un uso y aprovechamiento tan peculiar.

Dentro de la propia ejecutiva y órganos del ámbito del partido de Àngels Chacón, donde un amplio sector no aprueba esta elección, se sospecha que en esta preferencia pesa más la complicidad entre las dos, cultivada astutamente y desde hace tiempos por Maria Teixidor desde el Barça, donde lideraba el grupo de trabajo Edelmira Calvetó, responsable de defender la mayor presencia, peso y poder de las mujeres dentro del club y de reivindicar y hacer visible el papel femenino y feminista de la historia. Sus compañeros de junta, y también excompañeros, la habían tildado y señalado como alguien más preocupada por su promoción personal y profesional a expensas del club que a favor. suyo Cómo se suele decir, había venido más con la intención de servirse que de servir.

Desbordando de ambición, Teixidor escaló varios cargos dentro del club con frecuencia a favor de sus propios intereses como haber promocionado desde la Fundación Barça acciones en la lucha contra el bullying donde participaba su propia empresa especializada en servicios para combatir este fenómeno escolar. Después dejó la Fundación para centrarse en el frente de la lucha por la defensa de la igualdad de género en el barcelonismo mediante actas y acciones que le han abierto muchas puertas, la mayoría aprovechable, como en definitiva hace la práctica totalidad de los directivos del FC Barcelona.

Maria Tejedor se da la circunstancia añadida que aspira a participar en las elecciones a la presidencia del Barça de la próxima primavera, desde la oposición, una vez abandonada la vía del continuismo después de su dimisión en pleno confinamiento y su proximidad al vicepresidente dimisionario Emili Rousaud, que está reclutando un equipo para esta aventura.

Lo que podría sugerir un determinado sector de la Generalitat estaría adentrándose en un terreno pantanoso, arriesgado y confuso como supondría un escenario en el cual un alto cargo como es el de presidente del Circuito de Cataluña quedaría expuesto a una campaña electoral que se acerca, cruenta cuando menos. Fuentes de Barça insinúan que la Maria Tejedor no teme, en cambio, ser el foco y protagonista de cualquier polémica. La pregunta es si el mismo cargo sería tan alentador y atractivo sin la perspectiva de dejar de ser honorífico y convertirse en una presidencia ejecutiva como está previsto. habrán bofetadas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides