¿Por qué Quique Setién ha perdido su buena prensa?

Quique Setién

Las estadísticas son irrefutables cuando se analizan a largo plazo y más todavía en el fútbol, donde quedar primero supone lograr la gloria y quedar segundo es un fracaso. La Liga es así. El presidente Josep Maria Bartomeu destituyó al entrenador con el cual había empezado la temporada, Ernesto Valverde, cuando el equipo iba líder a mediados de enero, asumiendo un enorme riesgo, pero por supuesto con determinación y la plena convicción de actuar a favor de los intereses y de las posibilidades del equipo.

Con el paso de los meses ha sido lo Real Madrid, segundo cuando mandaba Valverde, quien se ha ensartado a la primera plaza y colocado bajo sospecha a su sustituto, Quique Setién. A las primeras de cambio fue eliminado de la Copa del Rey y despacio fue perdiendo esta aureola de técnico cruyffista, aterrizado con el único compromiso y promesa de jugar mejor a fútbol que con Valverde. No lo ha conseguido, en cambio, ni tampoco ser más efectivo, se ha quedado a medio camino por ser más bien prudente, temer la derrota e intentar mantener la apariencia de un equipo con mentalidad ofensiva con alineaciones desequilibradas. Esto, además de retirar de la circulación a Ansu Fati y a Riqui Puig hasta que la UEFA ha permitido cinco cambios y, a la fuerza, les ha dado minutos, que no continuidad.

Hace tiempo que salió del guion no sólo futbolístico. Quique Setién se ha saltado una norma, hábito o rutina que, desde 2008, había impuesto el técnico Josep Guardiola, limitando las apariciones ante la prensa a las estrictamente obligadas por las normas de competición liguera, Copa y Champions, es decir antes y después de los partidos. Setien quiso conquistar al público con su discurso viendo que no lo conseguía desde el banquillo con el fútbol de su equipo y sus decisiones, intentando contrarrestar la creciente intensidad de las críticas de una prensa muy favorable al principio hasta que la realidad ha sido incontestable.

Fue el mismo Quique Setién quién abrió la puerta a entrevistas y reportajes fuera de la dinámica de la competición, una estrategia que no le ha servido para convencer a nadie, ni a sus jugadores ni a la afición y mucho menos a la prensa. Tanto, que el año que le queda de contrato también se le está escapando de las manos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides