La justicia investiga un presunto caso de racismo por parte de los Mossos d’Esquadra

Reproducir vídeo

El Juzgado de Instrucción número 5 de Manresa está investigando las presuntas agresiones racistas por parte de seis agentes antidisturbios de las ARRO (Área Regional de Recursos Operativos) de los Mossos d'Esquadra a Wubi, un vecino de veinte años que el día de los hechos, el jueves 10 de enero de 2019, residía en Sant Feliu Sasserra (Bages). Según informa La Directa, los agentes policiales, que se encontraban llevando a cabo un desahucio, le tiraron bolsas de basura, le empujaron, le vapulearon a base de puñetazos y le profirieron insultos racistas.

Según recoge SOS Racismo, entidad que se encarga de la representación legal del caso, posteriormente, en un segundo encuentro aquella tarde con los mismos efectivos policiales, Wubi decidió poner su teléfono móvil en grabación y registró expresiones dirigidas a él como "soy lo más cerca que vas a ver al demonio" o "tú eres un mono, hostia". Además, el escrito presentado al tribunal también incluye que le dieron puntadas de pie, que le escupieron o que le golpearon la cabeza contra el suelo.

A continuación, Wubi fue esposado y trasladado al vehículo policial entre gritos de "puto negro de mierda, racista es poco" o "negro de mierda, hijo de la gran puta". Más adelante, le continuaron profiriendo insultos como "la de chusma de mierda que nos llega a este país" o "soy racista, mucho, pero si fueras blanco, te habría pegado igual de fuerte o más".

SOS Racismo ha asegurado en un comunicado que este caso "no es únicamente consecuencia de la ideología racista de un grupo de agentes del cuerpo de Mossos d'Esquadra, sino que viene determinado por el contexto de falta de mecanismos de control, impunidad, racismo y corporativismo policial en que los agentes trabajan".

Desde esta entidad, además, afirman que el jefe de la Comisaría General de Relaciones Institucionales, Prevención y Mediación, Josep Codina, les trasladó que "desde los Mossos d'Esquadra no se podía emprender ninguna actuación contra los agentes mientras el procedimiento penal estuviera en curso". Los agentes policiales del caso siguen actualmente trabajando en el cuerpo a la espera de que el juez decida si tiene suficientes elementos para enviar el caso, que se encuentra en fase de instrucción, a juicio.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias relacionadas

Hoy destacamos

Deja un comentario

Notícies més llegides