Las escuelas de educación especial se enfrentan a Bargalló y quieren abrir cada día

Las familias de los niños de estos centros se sienten menospreciadas y alegan que no han tenido en cuenta sus necesidades
Escuela de educación especial

El retorno en la escuelas catalanas en la fase 2 se tiene que hacer según dice el consejero de Educación, Josep Bargalló, con menos alumnos, pocos días de apertura y un plan que sólo llega hasta finales de junio, es decir unas instrucciones muy vagas. Un hecho que ha provocado la alarma y la decepción de las familias con niños con necesidades educativas especiales.

Según explica Mariona Torredemer, portavoz del sector educativo de la patronal Dincat, Asociación Empresarial de la Economía Social, "son unas normas muy poco concretas. Nosotros somos un colectivo específico, por ejemplo son niños que no se pueden quedar sólos en casa, y necesitamos unas instrucciones muy concretas que desde la Generalitat no se nos han dado".

Mariona Torredemer añade que "queremos saber que pasará no sólo en junio sino también en septiembre y en qué condiciones se tienen que abrir las escuelas". En concreto, la patronal Dincat representa a 60 centros de educación especial.

El colectivo se lamenta que desde el gobierno catalán no les han contactado para sentarse en una mesa y trabajar juntos sobre la reapertura de los centros, y aseguran que "las instrucciones es que estamos obligados a abrir los centros, de 9 a 13 horas para los niños de 3 a 6 años, donde los padres acrediten, con documentación, que no pueden hacer conciliación familiar, pero tendrían que haber tenido en cuenta que nuestros niños son dependientes de los 3 a los 21 años y que no sirve de nada abrir dos o tres días a la semana. Queremos las escuelas abiertas".

Torredemer afirma que la intención de los centros es abrir, con todas las garantías, pero cada día para poder hacer frente a las necesidades de este colectivo, afirmando que "la escuela tiene que estar abierta, están perdiendo rutinas y aprendizajes que los hace más vulnerables que otros alumnos".

Para la portavoz de Dincat, las directrices de la Generalitat son uno "corta y pega" de las escuelas ordinarias sin tener en cuenta las características del colectivo y denuncian la falta de compromiso hacia estos alumnos. A guisa de ejemplo, la decisión del Departamento de Eduación de anular la escuela compartida, es decir, que por el curso próximo aquellos alumnos con discapacidad intelectual que alternaban la escuela ordinaria con la escuela especial, ya no lo podrán seguir haciendo, "están perdiendo muchas oportunidades", argumenta Mariona Torredemer.

La mayoría de centros de educación especial son concertados o privados y la decisión de abrir, bajo los supuestos de la Generalitat, recae en las direcciones de los mismos centros. Desde Dincat aseguran, pero, que "la decepción con el gobierno catalán es muy grande porqué no han tenido en cuenta las necesidades de las familias. No estamos todos en el mismo saco".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides