El independentismo pierde peso en el CAC pero mantiene el control del ente

Salvador Alsius, propuesto por ERC e Iniciativa, se jubila y deja un CAC en manos del voto de calidad del presidente
Salvador Alsius

El periodista Salvador Alsius ha renunciado al cargo de consejero del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), según se puede leer este martes en el Boletín Oficial del Parlament y en el Diario Oficial de la Generalitat en una resolución del 11 de mayo.

Con la dimisión de Alsius, que ha argumentado razones estrictamente personales, de los cuatro integrantes que quedan en el CAC, contando el presidente del ente, dos fueron puestos por la antigua CiU, el presidente Roger Loppacher y la consejera Yvonne Griley; otro por el PSC, la consejera Carme Figueres; y uno por el PP, el consejero Daniel Sirera.

Se da la circunstancia que con la jubilación de Alsius, que fue propuesto en 2014 por ERC con apoyo de Iniciativa per Catalunya, los independentistas pierden presencia en el CAC pero lo seguirán gobernando, puesto que el presidente del organismo ejerce su derecho de calidad en cualquier votación y acabará decidiendo el sentido de las decisiones que tome el ente.

También se da la circunstancia que de los miembros que están hoy en activo en el CAC, tres ocupan el cargo en funciones pues han agotado su mandato en el ente; estos tres son el presidente Loppacher y los consejeros Figueres y Sirera, y la cuarta consejera en activo, Yvonne Griley, se le acaba el mandato el próximo mes de julio.

Según dice la legislación que regula el CAC, el Consejo del Audiovisual de Cataluña está integrado por seis miembros: cinco consejeros y un presidente o presidenta, que son elegidos por el Parlament, a propuesta, como mínimo, de dos grupos parlamentarios, por una mayoría de dos tercios. El presidente o presidenta del Consejo es escogido por el Parlament, por una mayoría de dos tercios, de entre los seis miembros que integran el Consejo.

La duración del mandato de los miembros del Consejo del Audiovisual de Cataluña, incluido el presidente o presidenta, es de seis años, y en ningún caso no es renovable. El tercer año se tiene que hacer la renovación parcial de la mitad de los consejeros.

Pero esta fórmula de la elección de los consejeros y presidente del CAC ha generado que, dada la aritmética parlamentaria actual en Cataluña, haga que este organismo tenga su práctica totalidad de miembros con el mandato agotado y no parece que esta cuestión se pueda resolver ni a corto o medio plazo dada la falta de apoyos que se podrían encontrar los nuevos candidatos con la actual distribución de fuerzas en el Parlamento catalán.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides