Acciona pierde el recurso ante el Tribunal Supremo contra la gestión del agua en Barcelona

La Comisión de Peticiones del Parlamento europeo también rechaza la demanda presentada por la plataforma Agua es Vida
José Manuel Entrecanales

¿Qué tienen que ver una multinacional como es la empresa Acciona, que entre otras actividades se dedica a la gestión privada del agua, con una plataforma ecologista como Agua es Vida, que promueve, precisamente, la gestión pública de este servicio? En principio, Acciona, la empresa fundada por la familia Entrecanales, y Agua es Vida están en las antípodas ideológicas y estratégicas.

Pero, de manera chocante, los intereses de Acciona y de Agua es Vida coinciden a la hora de oponerse, con dientes y uñas, a la empresa mixta formada en 2012 por el área Metropolitana de Barcelona (AMB) y Aigües de Barcelona para gestionar la distribución domiciliaria de este servicio en el ámbito metropolitano. Esta “batalla” –el segundo gran capítulo de la “guerra del agua” en Barcelona, después de la fallida privatización de la empresa pública ATLL- se había dado por acabada el pasado 20 de noviembre, cuando el Tribunal Supremo confirmó la legalidad de la constitución de esta sociedad mixta.

Incidente de nulidad
Aunque el Tribunal Supremo fue tajante en su sentencia, que además confirma la prórroga de la gestión del servicio hasta el año 2047, ni Acciona ni Agua es Vida se han dado por vencidas y han continuado pleiteando para intentar desmontar esta empresa mixta. Acciona, con la presentación de un incidente de nulidad de la sentencia ante el mismo Tribunal Supremo y Agua es Vida con una denuncia ante el Parlamento europeo.

Lo más inverosímil es que Agua es Vida se ha apoyado en la existencia del recurso elevado por la multinacional Acciona ante el Tribunal Supremo para justificar la formulación de su demanda en Bruselas. Según el escrito de la plataforma ecologista, presentado ante la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo, la sentencia del Tribunal Supremo todavía no era 100% firme y, por lo tanto, es pertinente elevar el conflicto a las instancias políticas europeas.

Doble derrota
Pero esta insólita alianza entre la multinacional que preside José Manuel Entrecanales (foto) y Agua es Vida se ha estrellado estrepitosamente con una doble derrota. El pasado 11 de mayo, el Tribunal Supremo rechazó el incidente de nulidad presentado por Acciona y ha confirmado plenamente la validez de la sociedad mixta que gestiona la distribución del agua en 23 municipios del área metropolitana.

Por su parte, la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo ha rechazado, este pasado miércoles, la demanda presentada por la plataforma Agua es Vida. Según esta instancia europea, que preside la eurodiputada Dolors Montserrat (PP), el hecho de que el modelo de gestión del agua en el territorio metropolitano de Barcelona haya estado plenamente validado por el Tribunal Supremo español deja esta demanda sin sentido.

La gran privatización
Es absolutamente contradictorio que Agua es Vida vaya del brazo con Acciona en esta ofensiva contra la sociedad mixta aprobada por la AMB. Entre otras cosas porque Acciona fue la beneficiaria directa de la polémica privatización de la empresa pública Aigües Ter-Llobregat (ATLL), que suministra el agua en alta a la conurbación de Barcelona, hecha en 2012 por el gobierno de Artur Mas.

Esta operación, cuantificada en 1.000 millones de euros, fue la mayor privatización hecha nunca por la Generalitat. Con posterioridad, en 2018, el Tribunal Supremo anuló, por varias irregularidades, la adjudicación hecha al consorcio liderado por Acciona.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides