La pobreza se dispara por la crisis del coronavirus y los servicios sociales de Barcelona se colapsan

Los vecinos ayudan donde la burocracia de la administración publica quiebra para dar respuesta a los más necesidades
Reparto de ayuda

Después de seis semanas de confinamiento, la pobreza se ha disparado en la ciudad de Barcelona y los servicios sociales del ayuntamiento no dan abasto. Es tanta la afluencia que derivan parte de los casos de demanda de comida a la acción solidaria de los vecinos que se han organizado para poder atender a los más necesidades.

Es el caso de los vecinos del barrio del Raval que organizados a través de las redes sociales están repartiendo comida y productos higiénicos, y llegan allá donde la administración no puede según explica a EL TRIANGLE una vecina que pertenece a la Asociación de Vecinos del Raval (AAVV Raval). Esta vecina asegura que "la administración no da abasto porque es muy lenta y las peticiones son interminables. Algunos vecinos están pasando apuros y por eso estamos llenando carros de la compra para ellos. Hemos preparado kits de emergencia social que incluyen desde arroz a pañales. La situación de emergencia es muy grave".

Esta plataforma, integrada por la AAVV Raval, la Mesa de Mediación Folch y Torres, la Asociación de Mediación Intercultural y la plataforma vecinal Net Raval, ha abierto una cuenta de Paypal donde poder hacer donaciones y preparan cestas de emergencia. Una iniciativa a escala vecinal que se repite por toda Área Metropolitana.

En Badalona, por ejemplo, nos encontramos la Plataforma de Afectados por la Crisis que desde que empezó la pandemia de la Covid-19 reparten cada sábado, con voluntarios, comida a los que más lo necesitan. Núria, una de las voluntarias, afirma que "es solidaridad del barrio", añadiendo que "es literalmente la gente más pobre ayudando a gente todavía más pobre, sin que la administración haga nada".

Todo y las reiteradas muestras de buena voluntad por parte de la regidora de Salud del Ayuntamiento, Gemma Tarafa, el caso es que los Servicios Sociales han colapsado porqué en poco más de dos semanas han doblado el número de usuarios. Tal es el caso, que en muchas ocasiones, "desde la misma administración se facilita el teléfono de la red vecinal más cercana" como nos explica un vecino de Nou Barris, una afirmación que comparte la Iglesia Evangélica del Paral·lel, donde una de las voluntarias declara que muchos de sus usuarios los derivan desde Servicios Sociales. Tarafa niega la mayor argumentando que se están repartiendo más comidas y cestas solidarias que nunca, pero desde la calle la opinión es muy diferente.

Antes de la crisis de la Covid-19, en Cataluña había un 21% de pobreza estructural, más de un millón y medio de personas a las cuales ahora se tienen que sumar el millón que se ha quedado sin trabajo y recursos. Se calcula que la crisis del coronavirus dejará en extrema pobreza el 8% de la población mundial.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides