La crisis del coronavirus agrava la guerra interna en la junta del Barça

Ha quedado al descubierto la debilidad económica del club que ha obligado a los jugadores a hacer un esfuerzo
Bartomeu

A las crisis acumuladas a lo largo de la temporada azulgrana, la gestión de la rebaja de la masa salarial ha oscurecido todavía más las actuaciones de una directiva, como la de Josep Maria Bartomeu, que ni permanece unida ni es capaz, por ahora, de superar sus diferencias a pesar de las excepcionales circunstancias actuales.

Las quejas de los futbolistas son tan reales como lo es que el mismo Bartomeu haya reconocido que personas de dentro del club han contribuido a generar este mal rollo con el colectivo profesional. La disidencia de la directiva, capitaneada por el vicepresidente primero Jordi Cardoner y el vicepresidente institucional y futuro candidato del continuismo, Emili Rousaud, es la responsable de haber rodeado las negociaciones de negativismo enviando a la plantilla reflexiones que podrían interpretarse como amenazas. Cuando menos, en el sentido de que si no se avenían a rebajar las fichas hasta un 72%, mientras no se reabre el Camp Nou y vuelvan las competiciones desde el club se podría lanzar una campaña mediática destacando la insensibilidad de los cracs millonarios.

En realidad, pero, en las conversaciones con los capitanes nunca ha aflorado la menor negativa ni ha faltado predisposición. Los capitanes han consultado al resto, han expuesto otras opciones similares como rebajarse el 30% del total del año -que era muy equivalente- hasta aceptar de buen grado la propuesta de la gerencia del club porque era la que mejor encajaba con los graves problemas de liquidez de la tesorería. No ha habido discusiones. Incluso han aportado un 2% suplementario para que el resto de los empleados no sufrieran, al menos el primer mes, recortes y poder suavizar el ERTE, inevitable.

Otra cosa es que, como es evidente, el músculo económico muy debilitado del club se haya puesto a cuerpo descubierto porque de otro modo no se habría pedido a los jugadores un esfuerzo del 70%, sino inferior. Y esta fragilidad no es nada comparada con la confrontación abierta en el seno de la junta que tarde o temprano explotará.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides