Preparados para salvar el clima

Todos tenemos un papel a ejercer en la lucha contra el cambio climático y el del agua, nuestro recurso más preciado, es esencial
Las Fuentes del Llobregat

Los efectos del calentamiento global ya llegan a todos los rincones del planeta. Temporales como el Gloria nos hacen vivir en primera persona escenas que antes parecían ficción. La fuerza de los elementos se desata y produce precipitaciones torrenciales (hasta 220 litros por metro cuadrado en el área metropolitana de Barcelona), oleadas gigantes y daños en todo el litoral. La Tierra nos manda un mensaje claro: el cambio climático es una realidad y ha llegado el momento de actuar. No nos podemos permitir el lujo de esperar.

La lucha contra el cambio climático es el reto colectivo más importante que ha afrontado nunca la humanidad. Pero también es una batalla en la cual nuestros pequeños gestos juegan un papel definitivo. Hacer un uso responsable del agua y la energía, apostar por los medios de transporte sostenibles, racionalizar el consumo y escoger aquellos productos y servicios con menor impacto ambiental son elecciones personales diarias que ayudan a combatir el calentamiento global.

La edición de este año del Día Mundial del agua pone el foco precisamente en la relación entre el cambio climático y el riesgo de escasez de recursos hídricos. La lucha contra el calentamiento global requiere un esfuerzo conjunto de las administraciones, las empresas y, de manera destacada, la ciudadanía. El agua, nuestro recurso más preciado, puede ayudar a combatir el cambio climático. Un uso más responsable y eficiente contribuye a la protección de los recursos naturales y la reducción de los gases de efecto invernadero.

Aguas de Busot de Barcelona, con una larga experiencia en la gestión de este recurso, está comprometida con el desarrollo sostenible, la economía circular y las bajas emisiones. La compañía ha reducido sus emisiones de CO2 en un 41,2% respecto del 2015. Además, apuesta decididamente por la reutilización del 100% del agua, completando el ciclo integral y como medida para luchar contra el cambio climático.

La conversión de las estaciones de depuración de aguas residuales en ecofactories es otra línea básica, que forma parte de la filosofía del residuo cero. Se trata de conseguir la autosuficiencia energética mediante la producción de energías renovables (biogás procedente de residuos ricos en materia orgánica y placas fotovoltaicas) y la aplicación de elevados niveles de eficiencia energética.

La movilidad sostenible es otro pilar de la compañía, que inició el 2014 la sustitución de su flota de vehículos tradicionales (de combustión) por coches eléctricos 100%, un proceso paralelo a la transformación de las infraestructuras de sus edificios y equipamientos. La flota eléctrica estaba formada el 2019 por un total de 131 vehículos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides