Eloi Badia se alía con el autor de la mayor privatización de la Generalitat

Sorpresa por las insólitas alianzas que establece el concejal de los comunes
Eloi Badia

Desconcertados y boquiabiertos. Así quedaron los asistentes a una reunión de trabajo celebrada días atrás en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) cuando apareció Eloi Badia –concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica del Ayuntamiento de Barcelona y vicepresidente de Ecología de la AMB– en compañía… ¡de Lleonard Carcolé!

Eloi Badia, miembro de Barcelona en Común y colaborador del equipo de la alcaldesa Ada Colau, llegó al Ayuntamiento en 2015 con un objetivo programático prioritario: municipalizar el servicio de distribución domiciliaria del agua, que desde el 1867 gestionaba la empresa Aigües de Barcelona (Agbar). Este objetivo, que empezó a desarrollar durante su anterior etapa en la ONG Ingeniería sin Fronteras (ISF), ha acabado convirtiéndose en una obsesión.

Sociedad mixta

A medida que Eloi Badia ha ido acumulando derrotas en su cruzada particular contra Agbar, también ha ido in crescendo su “odio” contra esta empresa, que ya ha llegado límites enfermizos. Y esto que, desde el año 2012, la gestión del ciclo del agua en el ámbito del área metropolitana de Barcelona lo asume una sociedad mixta pública-privada, formada por Agbar (70%), Criteria (15%) y la propia AMB (15%).

La gran batalla de Eloi Badia en estos últimos cinco años ha sido intentar liquidar esta sociedad mixta, y en esta tarea ha invertido una ingente cantidad de dinero público que tiene a su alcance, como concejal del Ayuntamiento de Barcelona y también como vicepresidente del AMB. Pero el Tribunal Supremo, en una sentencia del pasado 20 de noviembre, ratificó la validez de esta sociedad mixta y le otorgó el servicio de distribución del agua hasta el año 2047.

Rechazo del Parlamento Europeo

No ha sido ésta la única bofetada que se ha llevado Eloi Badia. Su proyecto de hacer una consulta popular a la ciudadanía de Barcelona para proponer la municipalización del agua también ha quedado en vía muerta por el desacuerdo de los grupos políticos del consistorio. Y el 20 de febrero pasado, la comisión de peticiones del Parlamento Europeo rechazó su iniciativa, tramitada a través de la plataforma Agua es Vida, de impugnar la sociedad mixta.

Eloi Badia tiene declarada la guerra a Agbar, una empresa que es propiedad del grupo francés Suez. Y en esta guerra utiliza una peligrosa estrategia que lo retrata y lo desautoriza como político que se autoconsidera de izquierdas: “Los enemigos de mis enemigos son mis amigos”.

La privatización de la ATLL

Es de este modo como Eloi Badia ha procedido a la contratación de los servicios de la consultora Capiol Infraestructure & Asset Management SL, fundada por tres ex directivos de Agbar caídos en desgracia por su connivencia con la “mafia” convergente: Lleonard Carcolé, Albert Pinadell y Joaquim Oliveras.

Lleonard Carcolé fue nombrado por Artur Mas, en 2011, director general de la Agencia Catalana del Agua (ACA) y presidente de la empresa pública Aigües Ter Llobregat (ATLL). Desde esta responsabilidad política fue el encargado de organizar el polémico concurso para la privatización de la ATLL, que es la empresa que se encarga del suministro en alta del agua que se distribuye en el área metropolitana de Barcelona.

La sentencia del Tribunal Supremo

A finales del 2012, ATLL fue vendida, por 1.000 millones de euros, a un consorcio liderado por la empresa madrileña Acciona y el banco brasileño BTG Pactual. Se trata de la mayor privatización que hizo nunca la Generalitat de Cataluña… a pesar de que acabó en un estrepitoso fracaso. El 21 de febrero del 2018, el Tribunal Supremo anuló el concurso y la adjudicación a causa de las numerosas irregularidades que se produjeron. Además, el presidente del banco BTG Pactual, André Esteves, fue detenido en el marco de las investigaciones sobre el escándalo Lava Jato en el Brasil.

Por eso, el hecho que Eloi Badia haya decidido contratar los servicios de Capiol Infrastructure & Asset Management SL y haya convertido a Lleonard Carcolé en su asesor es, sencillamente, espeluznante. En su currículum colgado en la web corporativa de la empresa, Lleonard Carcolé no tiene ningún reparo, y presume de ello, de haber “liderado la privatización de los recursos hídricos” de ATLL.

Contradicción clamorosa

La contradicción es clamorosa. ¿Cómo se come que un dirigente de los comunes invierta dinero público en una consultora que forma parte de la trama del “sector negocios” de la antigua Convergència? ¿Por qué, en nombre de la municipalización de la gestión del agua en Barcelona, Eloi Badia ha contratado al artífice de la gran privatización del agua hecha en Cataluña? Esto solo tiene una explicación: el odio declarado que los dos tienen hacia Agbar. Y esto no es bueno ni es sano.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides