Tsunamis

Los periodistas no demasiados espabilados como yo tenemos que preguntar mil veces las cosas para entenderlas y, sobre todo, para no explicarlas mal cuando las trasladamos a nuestros artículos. Lo decía Marx. Para cambiar la realidad primero hay que entenderla. Y, en Catalunya, hay muchas cosas que no entiendo, que no se entienden. Por ejemplo, qué era y quien había detrás del Tsunami Democràtic que envió miles de personas a ocupar o complicar el funcionamiento del aeropuerto Josep Tarradellas o el tránsito en La Jonquera.

El 14 de enero, su canal de twitter, con más de 230.000 seguidores, anunciaba "Tsunami Democràtic se prepara para una nueva fase de protestas. De nuevo las acciones estarán diseñadas para lograr unos objetivos políticos, operativos y comunicativos concretos en el marco de los derechos, la libertad y la autodeterminación. Empieza la segunda oleada". Pero la segunda oleada no llega.

Su portal de Internet está hospedado en el dominio 'io', que pertenece al territorio británico del Océano Índico, lo que indica que quién lo ha creado no pretendía ayudar, precisamente, a los periodistas que buscaban interlocutores en este movimiento. Este obstáculo, sin embargo, no impidió que Mònica Terribas o Jordi Basté entrevistaran a portavoces misteriosos del Tsunami Democràtic. Sería bueno que les preguntasen de qué va esta segunda oleada que no llega.

Lo que sí que es público es su voluntad de no dejar tirada a las personas que siguieron sus instrucciones, por Telegram o por la app que creó, que ahora están siendo investigadas judicialmente. El mismo día que anunciaba la segunda tanda de acciones pendientes, el 14 de enero, en el perfil de twitter colgó este mensaje: "Tsunami apoya económica y técnicamente a las personas denunciadas o sancionadas por las acciones que ha convocado. También a las que declaran en los juzgados de Girona por el corte de la AP7, si así lo han creído oportuno. Quién lo necesite puede contactar con [email protected]". Quizás es a través de este correo electrónico que Terribas, Basté y otros lograron los contactos oportunos para sus entrevistas con tsunamistas. Es más probable, sin embargo, que lo hicieran a través de [email protected] . Protonmail es un servicio de correo electrónico con sede en Ginebra creado después de que el exempleado de la CIA Eduard Snowden explicara como los servicios secretos de Estados Unidos espiaban las mensajerías que se utilizan en Internet.

La web de Tsunami Democcràtic sólo tiene tres apartados: No violencia, app y donativos. En el de donativos se lee que "Tsunami ha gastado hasta ahora 135.818 euros" y que se pueden aportar cantidades desde 5 a 100 euros. "El sistema que se ha implementado es seguro. Se utilizan los sistemas de seguridad más avanzados", se afirma. No sé si Snowden se fiaría.

Mientras esperamos esta segunda oleada que no llega, una recomendación: Leed el libro 'En el tsunami catalán. Una biografía del proceso independentista". Es un repaso a la historia política catalana de los últimos cuarenta años, completa, rigurosa y trabajada. Cerca de 400 páginas. El autor, el periodista Santi Tarín, da la cara.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.