Lucha vecinal contra la escalinata de la Sagrada Familia

El proyecto de expansión del templo de Gaudí afectaría a unos 3.000 vecinos de la calle Mallorca
Protestas contra las expropiaciones en la Sagrada Familia

Las obras de la Sagrada Familia avanzan a buen ritmo y, por lo tanto, cada vez se acerca más uno de los momentos más delicados y polémicos. Si finalmente se hace la escalinata de la fachada de la Gloria, se tendrán que derrocar viviendas de la calle Mallorca. Los vecinos están en contra y aseguran que el proyecto de Gaudí no preveía esta estructura. La junta del templo tiene una versión totalmente contraria.

El plan de derruir los bloques afectados a la Sagrada Familia para realizar el proyecto de las escalinatas está creando alboroto desde hace tiempo. Los rumores sobre el comienzo de este plan se han vuelto a esparcir por el barrio y los vecinos estudian movilizarse, como ya han realizado en otras ocasiones, para parar el proyecto.

El espacio afecta unas 3.000 personas que no saben si su actual vivienda, en el cual muchos de ellos llevan viviendo décadas, será expropiada y derruida en los próximos años.

Actualmente, los rumores sobre el inicio del plan han provocado que el precio por metro cuadrado de las islas afectadas haya bajado de media un 25%, por lo cual sus viviendas se han devaluado repentinamente sin que los vecinos puedan hacer nada.

Para solucionar esta situación los vecinos piden que se aclare el futuro. Por un lado, el Patronato de la Sagrada Familia pide hacer la ampliación de la escalinata basándose que es un proyecto que dejó Gaudí planteado. Del otro, los vecinos tienen pruebas y documentos que muestran que este proyecto no lo realizó Gaudí, y que fueron sus discípulos, después de su muerte, quienes lo propusieron. Además, dicen que en 1975 se concedió la licencia de obras a Núñez para la construcción de un edificio de viviendas y parking que le fue concedido por el Ayuntamiento de Barcelona y que el Patronato de Sagrada Familia la impugnó ante este organismo municipal, decretándose por el mismo la suspensión provisional. Se solicitó informe preceptivo del Ministerio de Educación y Ciencia, quién dictaminó que estas escalinatas no eran obra de Gaudí, lo cual comportó que se continuara la construcción de este edificio.

La Comisión de Afectados quiere dar a conocer esta información desconocida por muchos y piden al Ayuntamiento la desafectación de los inmuebles y una respuesta concreta.

Por otro lado, la Sagrada Familia ha comprado un solar que podría realojar los vecinos expropiados por la escalinata. No obstante, el Patronato del templo dice que lo usarán de almacén, pero este espacio siempre se ha contemplado como el lugar donde se podrían reubicar los vecinos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides