Mònica Sabata cobraba cada mes un cheque de más de 4.400 euros de la fundación Catdem

Los pagos, que empezaron en 2011, se interrumpieron al poco del registro hecho por la Guardia Civil
Mònica Sabata

Que el proceso independentista se ha hecho "de abajo arriba" es una falacia más de las que se han querido hacer creer a la opinión pública y que no es cierta. Lo pone de manifiesto un informe del subgrupo de investigación de la Guardia Civil que ha sido entregado recientemente al juez José de la Mata, instructor del sumario del caso 3% de financiación ilegal de Convergencia Democrática (CDC).

Este informe se basa en el análisis de la contabilidad de las tres fundaciones de la órbita de CDC –Catdem, Fòrumm Barcelona y Nous Catalans–, obtenida durante el registro que la Guardia Civil, con mandato judicial, hizo en estas entidades. Según se ha podido constatar a través de los movimientos bancarios, Catdem pagó durante cuatro años –entre 2011 y 2015– un cheque mensual de más de 4.400 euros a Mònica Sabata, la exportavoz de la Plataforma por el Derecho a Decidir (PDD) y presidenta de la potente Federación de Organizaciones Catalanas Internacionalmente Reconocidas (FOCIR).

Este descubrimiento es muy chocante, puesto que Mònica Zapato nunca ha estado vinculada orgánicamente a CDC de manera pública y oficial. El hecho que cobrara una remuneración mensual de la fundación Catdem, que quedó interrumpida después la intervención de la Guardia Civil, el 28 de agosto de 2015, demuestra que, en realidad, esta activista ha actuado durante años como un "submarino" al servicio de los intereses convergentes, infiltrada en el corazón del movimiento independentista.

Mònica Sabata dirigió, durante 10 años, el Centro Internacional Escarré para las Minorías Étnicas y Nacionales (CIEMEN), fundado por Aureli Argemí, exmonje de Montserrat. Esta entidad ha sido un bastión histórico del independentismo irredente. Esta activista de la Garriga adquirió notoriedad pública a partir del año 2005, como portavoz de la PDD, que organizó, en tiempo del tripartito, dos grandes manifestaciones críticas con el gobierno de izquierdas de la Generalitat.

Desde 2008, Mònica Sabata es presidenta de la FOCIR, entidades que funciona como una verdadera "estructura de Estado" a la sombra en la tarea de internacionalizar el conflicto independentista catalán. La FOCIR también ha sido investigada por el Tribunal de Cuentas por el supuesto cobro irregular de subvenciones públicas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides