ERC sólo teme a la fuerza electoral de Puigdemont

Los republicanos mantienen inmutable su hoja de ruta basada en el diálogo con el PSOE para liderar el soberanismo "pragmático"
Carles Puigdemont

Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) confía en que las próximas elecciones autonómicas, todavía sin fecha fijada, la confirmen como la principal fuerza soberanista en Cataluña, superando a Junts per Catalunya (JxCat). Pero además, la actual dirección, ratificada en el último congreso, espera que la estrategia del diálogo les sitúen como el único independentismo "hegemónico útil y pragmático". Las últimas encuestas, como las del CEO, no penalizan a los republicanos por su apuesta moderada y los mantienen delante de JxCat, con la posibilidad de optar en un futuro por un gobierno con eje identitario o un ejecutivo basado en el eje izquierda-derecha.

A la cúpula del partido no le ha temblado el pulso ni para parar los intentos de JxCat de investir a Carles Puigdemont, ni ahora menospreciando las amenazas del presidente de la Generalitat, Quim Torra, por el acuerdo entre los republicanos y el PSOE. Incluso el vicepresidente del gobierno y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, fue llamado por Torra para advertirle que no asumía el acuerdo, y horas después el consejo nacional republicano avalaba el acuerdo. Tampoco la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de inhabilitar a Oriol Junqueras y Torra han hecho cambiar de rumbo a los republicanos.

El único dolor de cabeza que aparece en la hoja de ruta de ERC es la capacidad de maniobra, básicamente electoral, del expresidente Carles Puigdemont. El inquilino de Waterloo ha ganado protagonismo con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Paradójicamente, el recurso presentado por Junqueras ha revitalizado la actividad política de su rival.

Ahora ERC estudia como puede neutralizar al expresidente, manteniéndolo alejado del tablero político catalán. Los republicanos no olvidan las dos derrotas electorales con Carles Puigdemont como cabeza de lista de JxCat. El expresidente ganó al exvicepresidente en las autonómicas del 21-D y en las europeas del 26-M. La dirección de ERC valora positivamente que la adquisición del acta de eurodiputado por parte de Puigdemont le haga abandonar la amenaza de ser investido en esta legislatura, pero sabe que también le otorga un destacado escaparate político desde Bruselas.

Todo y los temores de la cúpula, Esquerra Republicana mantiene una estrategia que realza el diálogo y las instituciones catalanas, como por ejemplo el gobierno de la Generalitat y el Parlament, rehuyendo el objetivo de sectores más radicales del independentismo, que apuestan por la unilateralidad, el Consejo por la República o la Asamblea de Cargos Electos.

.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides