El 30% de los viajes al extranjero del gobierno catalán han sido a Bruselas

De las 396 delegaciones al exterior pagadas por la Generalitat, 114 fueron a la capital belga, diez de las cuales presididas por Quim Torra
Carles Puigdemont y Quim Torra, en Bruselas
Carles Puigdemont y Quim Torra, en Bruselas

Bruselas ha sido un destino muy frecuente de los viajes de los altos cargos del gobierno de la Generalitat desde que lo preside Quim Torra. Entre el 1 de enero de 2018 y el 19 de diciembre pasado, el erario público ha financiado el desplazamiento, estancia y dietas de responsables de alto nivel de la administración catalana en 114 ocasiones, según el portal de transparencia governobert.gencat.cat. En este periode, la administración catalana se hizo cargo de los costes de 396 viajes de estos altos cargos al extranjero. Por lo tanto, el 30% de estas salidas fueron para trasladarse a la capital de la Unión Europea.

Quim Torra ha viajado a cuenta del erario público en diez ocasiones a Bruselas en este periode y en todas ha encontrado tiempo para contactar, reunirse o hacer actos públicos con su predecesor, Carles Puigdemont. El coste aproximado de estos diez viajes, en los que Torra suele ir acompañado de fotógrafo oficial y tres o cuatro escoltas, ha sido de unos 60.000 euros. Esta partida es modesta si se compara con el conjunto de los viajes que ha hecho durante su mandato. En abril este concepto se acercaba al cuarto de millón de euros. Puigdemont, ahora instalado en Bélgica, sólo hizo dos viajes al extranjero mientras fue presidente.

Varios consejeros del gobierno de Torra también han visitado a menudo la capital belga para llevar a cabo actividades relacionadas con su cargo o, en no pocas ocasiones, para participar en reuniones o actos partidistas. Con el viaje y la estancia pagados por la Generalitat lo han hecho en 23 ocasiones estos últimos dos años. El más asiduo ha sido el consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, que ha ido en seis ocasiones, con un coste público de 12.000 euros. Le sigue el consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Alfred Bosch, con cinco estancias en Bruselas, y Laura Borràs que, como consejera de Cultura, fue en cuatro ocasiones. Los otros consejeros que también han viajado a Bruselas como tales son Ernest Maragall (3 viajes), Teresa Jordà (2), Alba Vergés (1), Chakir El Homrani (1) y Maria Angela Villalonga (1),

Después de Bruselas, la segunda ciudad más frecuentada por los altos cargos del gobierno catalán es Londres, con 21 visitas. A Washington el erario público ha pagado el desplazamiento de once delegaciones, presididas dos veces por Torra. A Perpiñán también han ido once veces delegaciones del gobierno catalán, con un coste mucho más reducido, lógicamente. A Nueva York se han hecho diez viajes, protagonizados, entre otros cargos, por los consejeros Ernest Maragall, Albert Bosch y Elsa Artadi. A Roma se han hecho diez; a Lisboa, ocho; a Ginebra, siete; a Edimburgo, cinco; a Tel Aviv y Buenos Aires, cuatro; a Glasgow, Amsterdam y Bonn, tres; a Moscú, Shanghai y l'Alguer, dos. A París o Berlín, la Generalitat no ha pagado ninguna comitiva oficial del gobierno catalán en los últimos dos años.

En 2018 y 2019, de promedio, cada semana ha habido un representante del gobierno catalán haciendo algún tipo de gestiones en Bruselas. A Carles Puigdemont no le ha faltado compañía oficial desde que se instaló en Bélgica.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides