¿Qué mal recuerdo ha dejado Carles Puigdemont en el Ayuntamiento de Girona?

Carles Puigdemont

Unos 150 trabajadores del Ayuntamiento de Girona se concentraron este pasado jueves en la emblemática plaza del Vi de la capital del Onyar para protestar contra los recortes laborales y la precariedad que sufre una parte de la plantilla municipal. Con una pancarta donde se leía “Recuperemos nuestros derechos”, los manifestantes dedicaron una sonora pitada a la alcaldesa de la ciudad, Marta Madrenas. El acto estaba convocado por los representantes de los cinco sindicatos que tienen presencia en el Ayuntamiento (Intersindical-CSC, CC.OO., UGT, CSIF y SIPL-ME).

Los recortes que denuncian los trabajadores se remontan al año 2012, cuando el alcalde de Girona era Carles Puigdemont. Los sindicatos reclaman que, siete años después, ya es hora de revertir estas medidas regresivas y lesivas para los derechos de los empleados públicos y critican las falsas promesas de enmendarlas de Marta Madrenas, la sucesora de Carles Puigdemont en el cargo.

La plantilla del Ayuntamiento de Girona la forman más de 1.200 trabajadores, de los cuales hay unos 200 en situación precaria. A pesar de que Carles Puigdemont dejó la alcaldía en 2016, al ser designado presidente de la Generalitat, los empleados del Ayuntamiento todavía se acuerdan de él por los recortes de los derechos laborales que perpetró.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides