¿Qué cuenta pendiente del 155 agita un nombramiento del ‘govern’?

Aleix Villatoro

El despido de Diana Coromines como trabajadora de la delegación de la Generalitat en Dinamarca después de la intervención del gobierno de la Generalitat por la vía del artículo 155 de la Constitución.

Coromines, que fue después la número 3 de la candidatura encabezada por Jordi Graupera a la alcaldía de Barcelona, se ha hecho eco del nombramiento del nuevo secretario general de la consejería de Acción Exterior, Aleix Villatoro, a quien etiqueta de "colaboracionista" que "además, no sabe inglés".

"Dos años después de haber advertido a los delegados que «no queremos héroes» y de haber despedido (él mismo, no Dastis) a todos los trabajadores de Exteriores, ¿quién vuelve a ser nombrado como Secretario General de Exteriores?", pía la traductora y extrabajadora de la Generalitat, que es nieta del escritor Pere Calders.

Aleix Villatoro, hijo del exdiputado de CiU y escritor Vicenç Villatoro, ya había ejercido el mismo cargo en Exteriores bajo la autoridad del consejero Raül Romeva y hasta junio del 2018. Por lo tanto, durante todos los meses del 155. Ahora era director general de Relaciones Institucionales y con el Parlamento, también del Departamento de Exteriores. Coromines también había criticado ese otro nombramiento.

Después de tener que dejar la Generalitat, Coromines publicó como columnista de Vilaweb interioridades de la delegación danesa hasta que rompió con los editores del diario, a los que acusó de censurarla para no molestar al presidente Quim Torra. Coromines no sólo ha cargado contra Villatoro, sino también contra la que fue su superior en Dinamarca, Francesca Guardiola, responsable de la delegación de Copenhague y hermana de la exentrenador del Barça Pep Guardiola.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias relacionadas

Hoy destacamos

Deja un comentario