Los ataques homofóbicos crecen en Cataluña durante 2019

Las víctimas acostumbran a ser hombres homosexuales, pero cada vez la sufren más lesbianas
La homofobia se dispara en Cataluña
La homofobia se dispara en Cataluña

Las agresiones en contra del colectivo ­LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuals e intersexuals) han aumentado en Cataluña en más de un 27% respecto al año pasado. Estos datos, facilitadas por el Observatorio contra la Homofobia, ponen de manifiesto el largo camino que todavía queda por recorrer para la plena igualdad de derechos entre todas las personas, sea cual sea su orientación sexual.

Eugeni Rodríguez, presidente del Observatorio, denuncia que "este año ya ha habido 143 incidentes", añadiendo que "lo más atacado es el colectivo gay masculino. Sobre todo son agresiones verbales, humillaciones y vejaciones, pero aumentan las físicas de manera alarmante. Estamos en un 40% de físicas y un 60% de verbales".

El último incidente, una paliza a un chico gay de madrugada en el barrio del Born, hace poco más de una semana, pone de manifiesto que Barcelona es la zona donde más se ha disparado el número de agresiones, un 40% más que en 2018, y que por distritos, Ciutat Vella, el Eixample y Sants-Montjuic es donde se han producido más casos. "En Barcelona hay más agresiones pero es también donde se denuncian más. El colectivo LGBTI es más visible y está más empoderado, sabe qué hacer y donde ir para denunciar, pero al resto del territorio no es tan fácil. A muchos lugares todavía cuesta ser visible como LGTBI, y por eso es más difícil que nos lleguen denuncias. No es el mismo una gran ciudad que una de media o un pueblecito del Pirineu", dice Eugeni Rodríguez.

En pleno siglo XXI, la homofobia se extiende como la pólvora entre la sociedad y ha encontrado el combustible necesario en los discursos del odio, que aumentan la sensación de impunidad. Según Eugeni Rodríguez, "la extrema derecha, como VOX, ha legitimado un discurso en que banaliza la homofobia, y esto hace que muchos jóvenes se alienten a agredir personas LGTBI".

Algunas de las frases que se tienen que oir los miembros de este col·lectiu son: "Marica de mierda te haré heterosexual a hostias" o "bollera, no tienes derecho a salir por nuestro barrio". Frases y hechos espeluznantes: palizas, agresiones verbales, humillaciones en los locales de ocio o en la escuela. Este 2019, cada dos días una persona ha pasado por el Observatorio para denunciar una agresión física o verbal por su condición sexual, y a pesar de lo que se pueda pensar, los agresores son gente muy joven. "El 75% de las veces son chicos de entre 17 y 25 años, pero de vez en cuando también hay gente más adulta. Eso sí, un 99% de los agresores son hombres", afirma Eugeni Rodríguez.

En cuanto a las víctimas, la mayoría son hombres gays o bisexuals, un 59,4%, pero hay un aumento importante del colectivo de mujeres lesbianas y bisexuals: de siete agresiones denunciadas en 2018 se ha pasado a 18 durante este año. "La homofobia se combate con la empoderamiento de las víctimas, no callando", reflexiona Rodríguez. "Es complicado porque la mayoría de veces no se puede coger al autor de los hechos…, pero cueste lo que cueste se tiene que denunciar". La lucha contra la homofobia pasa por la denuncia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides