¿Qué galardonado con la Cruz de Sant Jordi pide una «nueva violencia» para lograr la independencia?

Jaume Sobrequés, en Girona con Jordi Pujol, presentando las memorias
Jaume Sobrequés, en Girona con Jordi Pujol, presentando las memorias del expresidente

Jaume Sobrequés. El historiador, exdiputado del PSC, exdirectivo del FC Barcelona y excandidato de JxSí ha propuesto, en un artículo publicado a El Punt Avui, descartar aquella violencia que "no conviene ni es viable", en referencia a la lucha armada y los atentados, pero ejercer "aquella que contiene el germen liberador".

Miembro del grupo que redactó el anteproyecto del Estatuto de 1979 y galardonado con la Cruz de Sant Jordi en 2008, el historiador gerundense escribe que "el concepto de violencia ha tomado formas diferentes" de las generalmente reconocidas y define al PP, a Cs y al PSC como "partidos violentos".

Rechaza esgrimir la violencia de siempre (la que causa muertos, heridos y destrucciones materiales), si bien le reconoce "resultados liberadores", y también se desmarca de "formas de violencia resistencial de una inmensa eficacia para conseguir determinados objetivos" que "no tenían como prioridad la violencia física".

Pero no expresa ningún rechazo ético en este escrito: rechaza esa vía "por ineficaz y porque los vientos soplan en otra dirección estratégica", y dice de ella que "no conviene ni es viable". Sostiene que "la liberación de Cataluña no se puede limitar al hecho de que algunos demasiado a menudo se llenen la boca defendiendo, sin matices, tácticas contrarias a las acciones violentas, sin replantearse qué quiere decir, en el caso catalán, la no violencia como camino para lograr la separación de España". Considera, de hecho, que las acciones "de masas" desplegadas hasta ahora son "poco útiles" para "conseguir la libertad del país".

"Hace falta, pues, buscar otras manifestaciones de la violencia pacífica, de la reivindicación intransigente, de la defensa enconada de los derechos nacionales propios. Delimitar la frontera entre las dos formas de violencia –la que no conviene ni es viable y aquella que contiene el germen liberador– es el gran objetivo no sólo de la política catalana de los partidos independentistas", señala sin concretar acciones.

Afirma que "sin una determinada acción violenta, en la versión a la que me he referido, Cataluña nunca logrará su liberación", y que los partidos tienen que "definir el marco y los límites de la violencia con el estado; de las formas de resistencia también violenta que habrá que ejercer ante el cierre fascista al diálogo y a la negociación y, en definitiva, cuadrar el círculo y cumplir, a través de la violencia pacífica".

"No digo a unos y otros qué tienen que hacer, ni cómo tienen que activar la nueva violencia, que impulse un giro de 180 grados en la colosal energía que ha quemado, no diré que en vano, el pueblo catalán en los últimos años. Han llegado los tiempos de la nueva violencia", concluye.

Durante la última década, Sobrequés ha ejercido de procesista. En 2010 abandonó el PSC poco antes de las elecciones y apoyó a Artur Mas como candidato a presidente de la Generalitat. Cinco años más tarde, se integró en la candidatura unitaria masista Junts por el Sí, que sumaba a Convergència y Esquerra. Sobre Jordi Pujol, por cierto, dijo en 2014 que "como Cristo" se había inmolado para "salvar a su pueblo".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides