Las chinches del platanero amargan el verano de los vecinos del Poble Nou y Canyelles

Los vecinos se quejan que el Ayuntamiento no atiende, debidamente, sus demandas de fumigación. El consistorio alega que es un tipo de insecto que no es perjudicial para la salud
Chinches en Barcelona

El calor extremo de este verano y la dejadez municipal tiene a los vecinos de Sant Martí de Provençals y Canyelles al límite de su paciencia. Una plaga de chinches de los plataneros hace que no se puedan ni abrir las ventanas. Toldos y persianas bajadas y tirar de ventiladores y aires acondicionados por qué si se abren las ventanas entran las chinches a patadas. A pesar de que no son perjudiciales para la salud, como las chinches de cama, son un insecto muy molesto que aparece por las viviendas de los vecinos. El Ayuntamiento se aferra en esta premisa para no fumigar ni árboles ni viviendas, alegando que los insecticidas empleados son más perjudiciales que estos bichos. El protocolo de actuación que se ha seguido ante las quejas vecinales, es el que se aplica en la clase B de las plagas, es decir, las plagas que no afectan a la salud de las personas aunque que puedan causar molestias, pero sin alterar el confort de la ciudadanía, según uno de los puntos de su página web. Para el Ayuntamiento estas chinches son plaga menor y cómo que no afectan la salud, no se toman medidas más contundentes. Los plataneros se fumigaron a principios de agosto con el producto Decis Protect, un insecticida de amplio espectro de la casa Bayern, pero no ha dado el resultado esperado y el calor ha hecho multiplicar las xinxes.

Los vecinos, pero, decepcionados con la actuación municipal, que no ha hecho caso de sus peticiones de fumigación con otro producto más contundente, han optado para pedir presupuestos a empresas privadas, como por ejemplo a Fasto Control Plazcas, que ha corroborado esta información. De momento continúan con las ventanas cerradas a la espera que remita la plaga, mirando al cielo para ver si una de las anunciadas fuertes lluvias borra estos insectos del barrio.

Estas chinches como que no son perjudiciales para la salud humana son competencia del Servicio de Civismo del Ayuntamiento. Las chinches de cama, de las que sí que se encarga la Agencia de Salud Pública de la Generalitat, son un tema aparte. Son una plaga que se hace fuerte en los pisos y apartamentos turísticos, en especial aquellos que tienen una gran rotación de viajes y una higiene dudosa o que no se lavan con la frecuencia deseada. Se esconden entre los colchones, la ropa y las maletas y son los mismos turistas quién, sin darse cuenta, las transportan de un lugar a otro. Las empresas de control de plagas alertan que en Barcelona han aumentado en un 20% las demandas de fumigación contra chinches.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides