«No se dispara dentro de una trinchera»

La última gran crisis económica hizo emerger una legión de gurús economistas que pontificaban sobre las diez plagas de Egipto, que poco a poco se fueron haciendo famosos, convirtiéndose en falsas estrellas mediáticas que saltaban de plató en plató vendiendo sus elixires de la larga economía. Todo ello, al estilo de los charlatanes del lejano Oeste, que ofrecían milagrosos crecepelos. Algunos de ellos aún sobreviven. No obstante, cada momento tiene su papagayo, y ahora es el de los abogados. Como hicieron los economistas en su día, los juristas pululan por los medios de comunicación descifrando, o intentándolo, los jeroglíficos del proceso. En la mayoría de los casos, se trata de los mismos abogados que han contratado los políticos encarcelados o exiliados implicados en el proceso independentista.

Uno de estos justicieros es el abogado chileno Gonzalo Boye, que lleva la defensa del presidente Carles Puigdemont. Su historial, de manera sucinta, nos dice que es empresario, abogado y editor de la revista Mongolia. En 1996 fue condenado por la Audiencia Nacional a 14 años de prisión por colaborar con la organización terrorista ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla y Diego Prado y Colón de Carvajal. Durante su estancia en prisión hizo la carrera de derecho. Como abogado ha participado en el juicio por los atentados del 11-M, en el caso Luis Bárcenas o en el de Edward Snowden. Un tipo curioso que la efervescencia independentista ha hecho crecer desproporcionadamente de la noche al día, hasta convertirlo en el telepredicador de las palomitas y el 'ahí el dejo' (que acabó convirtiéndose en libro, como no podía ser de otra manera).

Boye dispara a todo lo que se mueve y así, de vez en cuando, abate alguna pieza, pero la mayoría se le escapan vivas. El otro día, sin embargo, pronunció una frase que, desde mi punto de vista, resume bastante y bien el panorama catalán de los últimos tiempos. Dirigiéndose a los políticos independentistas, dijo: "No se dispara dentro de una trinchera". Y tiene razón. Otra cosa es, sin embargo, que alguien le escuche, que no lo parece. Lo dijo en la Universidad Catalana de Verano y se refería, obviamente, a la falta de unidad de los políticos independentistas, y a sus constantes guerras de guerrillas. Y añadía: "Lo que se hace en estos casos es disparar hacia fuera de la trinchera y no hacia dentro".

Pero los políticos del bloque 'indepe' ya hace días que disparan dentro de la trinchera del soberanismo y no creo que las doctrinas de Boye hagan cambiar el escenario. Desengañémonos, el matrimonio de conveniencia formado por la posconvergencia y ERC ha saltado por los aires. La quimera de la independencia ya no es motivo suficiente para cualquier tipo de encamamiento. Y los independentistas se dedican a tirar disparos dentro de su trinchera …

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario