Inspección de Trabajo avala TMB en la gestión de la crisis del amianto

Los datos personales de los trabajadores que han sido sometidos a pruebas médicas no se pueden hacer públicas, porque están sometidas a la estricta protección que obliga la ley
Preocupación en el metro de Barcelona.
Preocupación en el metro de Barcelona.

La Inspección de Trabajo de Barcelona, en respuesta a dos denuncias sindicales, ha desestimado las reivindicaciones esgrimidas por el comité de empresa de Metro de Barcelona (TMB), como la exigencia de lavar de manera centralizada la ropa de trabajo, y da por buena la gestión que realiza la empresa en materia de prevención y salud laboral.

En este informe, el inspector rechaza que TMB tuviera la "obligación" de lavar la ropa de trabajo del personal de mantenimiento del metro, principalmente por la ausencia de exposición a las fibras de amianto en los talleres y otras dependencias, como acreditan las más de 200 mediciones efectuadas. "La simple presencia del amianto en las instalaciones de la entidad no es peligrosa per se: si el material no se manipula ni se interviene y está en buen estado no hay riesgo para la salud", señala el informe, en que el funcionario de la inspección cita documentación oficial del ministerio de Trabajo. También recuerda que cuando se realiza la manipulación o alteración de materiales que contengan amianto, los operarios se preparan con uniformes de trabajo de un solo uso y por lo tanto la ropa contaminada "no se suele lavar para ser reutilizada".

En otro apartado, el informe niega que la empresa tenga que entregar a los sindicatos los nombres y las patologías concretas relacionadas con el amianto que tengan los trabajadores a los cuales se ha realizado el reconocimiento médico (unos 900 de los 1.064 adscritos en el programa específico de vigilancia de la salud). Se trata de datos personales "sensibles" que sólo tienen que conocer el personal médico y las autoridades sanitarias, afirma, excepto si hay consentimiento expreso de los afectados. Lo que pueden recibir los delegados sindicales de prevención son "las conclusiones" que se deriven de los exámenes médicos, en linea con la expresión que figura en un dictamen de la Agencia Catalana de Protección de Datos que "no dice lo que el comité de empresa pretende".

TMB actualiza mensualmente, en su página web monográfica sobre este problema, los resultados de las revisiones médicas que se están haciendo a todos los empleados que a lo largo de su vida laboral han podido estar en escenarios de exposición a fibras de amianto. Según la última mesa, actualizada el 6 de mayo, el 83,5% de los trabajadores de Metro incluidos en este programa han realizado las pruebas. Los resultados han identificado 25 casos de manifestaciones pleurales, que requieren control periódico, pero no tratamiento médico.

El informe de la Inspección de Trabajo da apoyo igualmente a la actuación desplegada por la empresa en otros aspectos de la gestión de la crisis del amianto en el metro de Barcelona, como la identificación de los colectivos potencialmente expuestos a materiales con este producto, la convocatoria de antiguos trabajadores a exámenes médicos, la formación del personal, el método para las evaluaciones de riesgos y las valoraciones de los puestos de trabajo de los empleados en los cuales se ha detectado alguna manifestación pleural, entre otros.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides