La militancia pro-palestina de Gonzalo Boye choca con el espíritu sionista convergente

El cabeza de lista provisional de Junts x Catalunya es el representante de Palestina en la FIFA
Gonzalo Boye

La decisión de designar, de manera provisional, al abogado Gonzalo Boye como cabeza de lista a las elecciones europeas de la coalición Junts per Catalunya (JxCat) es una grave contradicción con el espíritu fundacional de Convergència y de su partido sucesor, el PDECat. La precipitación con la cual se tomó esta decisión, forzada por el veto de la Junta Electoral Central (JEC) a Carles Puigdemont, Toni Comin y Clara Ponsatí, puede explicar este enorme error, que rompe con la tradición del movimiento catalanista organizado bajo la influencia y el liderazgo de Jordi Pujol.

Y es que Gonzalo Boye, que de joven estuvo vinculado al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) chileno, tiene en su densa biografía un dato no muy conocido: es el representante de la Federación Palestina de Fútbol (PFA) ante la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), que tiene su sede en Zurich (Suiza). A pesar de que el Estado palestino solo está reconocido como observador por las Naciones Unidas, su federación de fútbol está plenamente integrada en la FIFA desde el año 1998 y participa en las competiciones internacionales.

La connotada simpatía por la causa palestina del cabeza de lista de JxCat a las elecciones europeas del 26-M choca con los estrechos vínculos con el Estado de Israel y la tendencia sionista que siempre han tenido los dirigentes convergentes, empezando por Jordi Pujol. Como presidente de la Generalitat, Jordi Pujol visitó oficialmente Israel en tres ocasiones (1987, 1994 y 2003). Por su parte, Artur Mas fue en viaje oficial en 2013.

Carles Puigdemont ha continuado esta tradición convergente y ha manifestado, siempre que ha venido al pelo, su admiración por el movimiento sionista, que construyó el Estado de Israel. Desde Waterloo, y a través de twitter, felicitó públicamente el 70º aniversario de la creación del Estado de Israel. En una entrevista concedida a finales del pasado mes de febrero, el ex presidente de la Generalitat también estableció la supuesta existencia de un paralelismo explícito entre la lucha por la constitución de una patria de los judíos y el proceso independentista catalán.

La elección del pro-palestino Gonzalo Boye –que es abogado defensor de Carles Puigdemont, Toni Comin y Meritxell Serret– para representar la opción neoconvergente rompe radicalmente esta tradición. A buen seguro que Pilar Rahola, depositaria de las esencias del actual movimiento independentista y ferviente defensora de la causa sionista, está muy desconcertada y descontenta con la designación de este polémico abogado. 

  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides