Puigcorbé abandona la política cargando contra Alfred Bosch y Esquerra

El gran fichaje de ERC de hace 4 años dice que ha sido víctima de una “caza de brujas”
Juanjo Puigcorbé

Juanjo Puigcorbé aparcó su carrera profesional para implicarse a la política catalana. Fue el gran fichaje de ERC y de Alfred Bosch ahora hace 4 años. Puigcorbé estaba destinado a ser el gran concejal de cultura de la capital catalana. Pero Ada Colau y los Comunes ganaron y Bosch decidió votarla como alcaldesa, pero mantenerse a la oposición. A Puigcorbé se le compensó con la responsabilidad de Cultura de la Diputación de Barcelona. Ahora, abandona y lo hace cargando contra sus antiguos mentores políticos.

Pasado el tiempo, no obstante, las relaciones entre Puigcorbé y Bosch se fueron enfriando. Bosch, ahora consejero de Exteriores de Quim Torra, decidió que Josep González Cambray, una persona de su plena confianza, vigilara a Puigcorbé en la Diputación y por eso fue designado coordinador del área de Cultura, Educación y Deportes. Siguiendo la estructura de la Diputación, el coordinador es una figura de perfil técnico-político. Si las relaciones Puigcorbé-Bosch ya eran frías, González Cambray chocó con Puigcorbé cuando este último se negó a conceder alguna subvención a algún grupo cultural recomendado por su coordinador diciendo que no tenían suficiente calidad.

Ante esto, González Cambray habría instado a la Diputación a hacer un informe interno en el que se acusaba a Puigcorbé de “maltratador” con el personal del área de Cultura y de “mala persona”.

Ahora, al final de la legislatura, Puigcorbé, pasados ocho meses de aquel asunto, asegura que aquel informe fue fruto “de oscuros intereses políticos y venganzas personales”. Y pone nombres: González Cambray y Alfred Bosch, pero también los de Dionís Guiteras (vicepresidente primero de la Diputación) y Josep Ramon Mut (presidente de ERC a la Diputación). Para Puigcorbé, el que hicieron los cuatro es un “chantaje” y recuerda que Mut orquestó una campaña pública en contra de él tanto en redes sociales como en el mundo de la cultura “haciendo llamadas telefónicas” para desprestigiarlo. “Fue una caza de brujas”, asegura Puigcorbé, que no ha descartado presentar acciones judiciales contra los cuatro ante la posible falsificación de documentos, que serían los informes sin firma clara que lo acusaban. Puigcorbé hizo estas acusaciones en el último plenario de la Diputación de Barcelona, sin recibir ninguna respuesta por parte del presidente, Marc Castells.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.