¿Cómo propone Graupera lograr la independencia?

Jordi Graupera
Jordi Graupera

El aspirante a la alcaldía de Barcelona Jordi Graupera, independentista crítico con la gestión del proceso efectuada por los dirigentes del gobierno catalán y de los grandes partidos favorables a la causa, ha expuesto en un directo en YouTube​ -algunos de cuyos fragmentos se han difundido en Twitter – qué vía propone para que Cataluña logre la independencia.

Aboga por la vía unilateral, aunque no es partidario de emplear demasiado la etiqueta porque considera que genera tensiones perjudiciales para el movimiento indepe. Su propuesta parte de la premisa de que "al final de la partida hay un español amenazándote con la violencia".

Sostiene que se trata de un farol porque ya no existe un contexto internacional adecuado para que España, ante "cien, doscientas mil personas en actitud de resistencia pacífica", envíe los tanques y estos disparen. Según su cálculo, "no pueden pagar el precio de disparar", de forma que se demostraría "el farol del Estado español". Entonces, añade, "empieza la negociación para repartirnos los activos y el control del territorio".

Antes, eso sí, indica que los indepes tienen que superar su farol, el de una sublevación que no se ha consumado. Propone llegar a ese momento "con las máximas fuerzas posibles", para lo que descarta "estrategias de ampliar la base", de "dar la razón al adversario" para recibir su aprecio, y de "hacer ver que somos republicanos españoles". Según él, "nos debilita como pueblo" y los hace "más vulnerables a las amenazas de violencia".

Como claves, aboga por lo contrario: demostrar las convicciones y la existencia de un conflicto sin renuncias, y buscar "alianzas internacionales duras", las de los "intereses que pueden tener en Cataluña" y "protegerlos" (en contraposición a "alianzas blandas", que asocia con la "propaganda"), así como ganar terreno en el Estado en todas las instituciones, incluyendo a "parte de la casta funcionarial" y a "instituciones culturales que están controladas por el patriciado que depende del Estado que hay en Barcelona".

Sobre el farol indepe de la sublevación, apunta que ya ha sido desactivado y el Estado sabe que los líderes del movimiento no están dispuestos a plantear una sublevación. De sus palabras, así pues, se desprende que su vía depende de un cambio de mentalidad de los líderes políticos y de reactivar el llamado espíritu del 1-O para convertir el farol indepe en la sublevación masiva que preconiza.

A la vez, propone una conquista institucional y sugiere una derivada geopolítica que, aparentemente, coincide con la que propuso otro indepe del sector llevar, Hèctor López Bofill. Este profesor de derecho defendió, en una sucesión de tuits publicada en 2014, una "estrategia política basada a encontrar aliados ofreciendo satisfacer sus intereses sin moralismos sobre sus gobiernos".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides