El Parlament busca un nuevo Síndic de Greuges

Rafael Ribó ha finalizado su mandato, pero sigue en el cargo hasta que se pacte su sustituto
Rafael Ribó

Después de 14 años como Síndic de Greuges (defensor del ciudadano), Rafael Ribó no podrá ser reelegido al haber finalizado los dos mandatos a los cuales tenía derecho. El 17 de junio del 2004, a propuesta de Pasqual Maragall, entonces presidente de la Generalitat, fue escogido en sustitución de Anton Cañellas.

Con la reforma del Estatut del 2006 aumentaron sus competencias y se extendió el mandato de cinco a nueve años sin posibilidad de renovación. El 2010, el pleno del Parlamento reeligió Ribó por 117 votos a favor.

La presidencia del Parlament declaró vacante el cargo de Síndic el pasado viernes, 1 de marzo, después de 14 años, en dos mandatos de 5 y 9 años respectivamente, de Ribó, mediante la aprobación de una resolución publicada en el Boletín Oficial del Parlament.

Así se explica en este documento en el que se detalla que Ribó continuará ejerciendo su cargo de manera interina hasta que sea nombrado su sucesor, a pesar de que su mandato haya finalizado de manera oficial el 2 de marzo del 2019. “De acuerdo con el que establecen los artículos 10, 14.1.a y 15.1 de la ley 24/2009, del 23 de diciembre, del Síndic de Greuges, comunico que Rafael Ribo y Massó, que fue nombrado Síndic de Greuges por el Parlament de Cataluña el 10 de febrero, cesa en el cargo porque ha acabado el periodo de nueve años de mandato, por lo cual el cargo resta vacante”, dice el texto publicado en el BOPC y firmado por el presidente de la cámara catalana, Roger Torrent.

Ribó tiene una larga trayectoria política. Fue secretario general del Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) hasta su disolución y creó la plataforma electoral Iniciativa per Catalunya (actualmente dentro de Cataluña en comú-Podem) como sucesor del histórico PSUC. Por ambos partidos fue diputado en el Parlament desde 1980 a 2003, excepto un breve periodo (1993-95) que fue diputado en el Congreso de Diputados. El 1999 promovió una unión de las izquierdas catalanas, siguiendo el modelo italiano del olivo. Así, en las elecciones autonómicas de 1999, las que Maragall ganó en votos pero no en escaños, los candidatos de ICV en Girona, Lleida y Tarragona fueron en las listas conjuntas con el PSC. Además, siguiendo este camino, en las elecciones generales de 2000 y 2004 PSC e ICV hicieron candidaturas conjuntas en el Senado español bajo la marca de Entesa.

Después de la larga carrera política, Ribó, que ahora tiene 73 años, ha ejercido su cargo de Síndic como un contrapeso de la administración y, a la vez, de defensor de los derechos de la ciudadanía.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides