‘Juego de oficios’

Muchos libros de memorias no tienen ningún interés. Son un cúmulo de fake news ordenadas sólo a mayor honor y gloria de la persona que las escriben. Muchas de estas autobiografías se tendrían que escribir pensando en que no se publicarán hasta después de la muerte del autor. Así no se vería obligado a quedar bien con gente a la que detesta y ocultar los vicios y errores propios. Me he tragado unas cuantas esperando encontrar explicaciones a algunas incógnitas de las vidas de los autores y me he quedado con un palmo de narices. Las de Jordi Pujol y Lluís Prenafeta, por ejemplo. Si alguien quiere saber qué tipo de periodista es el actual director de TV3, Vicent Sanchis, sólo hace falta que lea unas cuántas páginas de su hagiobiografia de Lluís Prenafeta.

Jaume Collell acaba de publicar un libro al que traslada parte de su memoria personal. Se titula Juego de oficios y me lo he pasado a las mil maravillas leyéndolo. Nació el mismo año que yo y quizás por eso todolo que explica encaja a la perfección con lo que he visto y vivido a lo largo de mi vida.

Es un personaje polifacético. De actor de Els Joglars pasó a periodista sin dejar nunca de lado su interés por la música. Las tres facetas, los tres oficios, marcan este libro de Cossetània Ediciones que se te hace corto con sus 183 páginas. Sale mucha gente y Collell habla de ella con una prosa creativa y que, desgraciadamente, cada vez parece más inaccesible a las nuevas generaciones de periodistas.

Encontramos, entre muchos otros, a Albert Boadella, Ramon Fontseré, Pepe Rubianes, Lluís Pasqual, Dario Fo, Josep Maria Flotats, Joaquim Maria Puyal, Josep Cuní, Joan Tapia, Enric Sopena, Margarita Rivière, Jaume Reixach, Gregorio Morán, Oriol Martorell, Rafael Subirachs, Javier Gurruchaga, Joan Manuel Serrat o Lluís Llach. Con algunos de ellos ha tenido contacto personal y con otros de forma indirecta. A todos los retrata de forma precisa y me atrevería a decir que, en ocasiones, ha optado por no ser excesivamente cruel. Quizás lo ha dejado por un segundo libro.

De momento, hagamos que corra este. Os lo recomiendo. Ojalá haya más periodistas, políticos y actores que se animen a poner negro sobre blanco sus memorias tal y como Collell lo hace en Juego de oficios. Y si hace alguna presentación no os la perdáis. ¡Os lo pasaréis bien!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario