Colau se juega la alcaldía enfrentada a la GUB y a los animalistas

El sindicato CSIF interpondrá, ante fiscalía, una denuncia de odio por amenazas al agente, y a su familia, implicado en la muerte de la perra
Barcelona aparece llena de pintadas contra la actuación de la GU
Barcelona aparece llena de pintadas contra la actuación de la GU

La muerte de la perra Sota cada vez tiene más ecos shakespearianos. En una extraña jugarreta del destino, Colau está viendo como se reproduce la estrategia de desgaste del documental Ciutat Morta que puso contra las cuerdas al ex alcalde Trias, y de la cual ella sacó un buen rédito político. Que Colau y la Guardia Urbana no tienen buena relación es un secreto a voces, pero la cena de esta Navidad se les ha amargado, a los dos, por el caso de la perra Sota. Voces de toda España, lideradas por el partido animalista PACMA, han puesto bajo la picota a la Guardia Urbana y Ada Colau jugando al escondite, no sabe donde posicionarse. La muerte de Sota revive el fantasma de la Ciutat Morta.

Dicen que la venganza es una plato que se sirve frío, pero en este caso está congelado… desde el 2015. El sindicato CSIF acusa el partido animalista de usar la muerte de la perra Sota para entrar a la arena política al tiempo que carga duramente contra la alcaldesa Colau, “esta manera irracional de actuar no nos viene de nuevo”, afirma el comunicado “no es nada más y nada menos que el que usted (refiriéndose a la alcaldesa Coalu) y sus regidores de Barcelona en Comú utilizaron para llegar al gobierno del Ayuntamiento el pasado 2015”.

El comunicado, y refrendado por palabras de Zambrano a una emisora de radio, compara la actuación del PACMA con la muerte de la perra Sota, con la actuación de Coalu y el documental Ciutat Morta, “los de PACMA están usando la muerte del animal para lanzarse como una plataforma política y es la misma estratagema que usó Coalu, tergiversar la actuación de la policía para entrar en el debate político”. Zambrano, en una declaración que él mismo nos ha enviado y extraída de una entrevista a la Cope afirma que “Coalu fue de plató en plató, con sus amigos Asens y Pisarello usando el documental para desgastar a Trias, pues ahora PACMA le está haciendo el mismo”. En una dura frase del comunicado, CSIF, condena a Coalu afirmando que “está siendo víctima de sus propias malas artes”, unas palabras que, con mucho resentimiento, Zambrano ha corroborado “está probando el mismo veneno que ella usó con Ciutat Morta”. 

El caso de la perra Sota está desbordando al equipo de Coalu. Los primeros días se posicionó junto a los agentes, “actuó ajustado a derecho”, tuiteó, para rápidamente ponerse de parte de los animalistes. Este juego del escondite ha desconcertado a la Guardia Urbana que acusan Coalu de girar como una veleta “desde el CSIF le pedimos que se sume usted a nuestra denuncia o que interponga una para defender la honorabilidad del Cuerpo que, precisamente, usted dirige. Lo exigimos seguridad y defensa jurídica para todos los trabajadores del Ayuntamiento”. Según Zambrano, Coalu continúa nadando y guardando la ropa “Coalu no ha enviado un mensaje contundente de apoyo a la GU y ahora, esto de pedir testigos, es una burla. Estamos indefensos y nuestra alcaldesa, nuestra responsable, ha dado la espalda a la policía local de su ciudad”. 

El comunicado hecho público por el sindicato asegura que el agente implicado en la muerte de la perra, y por extensión su familia y otros miembros de la Guardia Urbana, están siendo perseguidos y amenazados tanto en las redes sociales como con pintadas en sus propios domicilios, y que CSIF llevará estos hechos ante la fiscalía para denunciar un delito de odio contra la policía local barcelonesa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides